Izquierda Unida lamenta que la instalación de macrogranjas se instauren "como modelo de negocio" en la provincia

Macrogranja de Espinosa de los Caballeros. (Foto. archivo)

La formación cree que estas instalaciones son perjudiciales para la salud

Izquierda Unida de Ávila ha lamentado que la Junta de Castilla y León no trabaje en una normativa más restrictiva en la concesión de permisos para actividades mineras o macro granjas, como la que tiene previsto ampliarse en Espinosa de los Caballeros. La formación política cree que la institución regional da a entender que este modelo de negocio, “lejos de favorecer el asentamiento de población, provoca el alejamiento de los ya establecidos aumentando considerablemente el riesgo para la salud de la misma”.

 

Por ello, Izquierda Unida se escuda en las recientes protestas por parte de la asociación la Alhóndiga de Arévalo, avisando de los peligros y riesgos que la granja porcina situada en el término municipal de Espinosa de los Caballeros y próxima a la localidad de Arévalo podría causar.

 

En el mismo sentido, el concejal de Izquierda Unida en Arévalo en la anterior legislatura, Gregorio García, trasladó en diferentes ocasiones al entonces alcalde y Procurador en las Cortes de Castilla y León, Vidal Galicia, su preocupación al respecto. Ya que en este enclavamiento podría aumentar los riesgos en caso de filtraciones en los acuíferos, afectando directamente a la localidad Arévalo, entre otras, y aumentando el problema de olores que hasta la fecha se vienen produciendo, perjudicando además a las empresas ya establecidas en la zona”.