Izquierda Unida de Ávila presentará alegaciones al proyecto de una mina de feldespato en la Sierra de Ávila

La formación de izquierdas expresa su rechazo al proyecto de una mina para la extracción de feldespatos e invita a todos los vecinos, concejales y alcaldes de los municipios afectados a que actúen en la misma línea. “Debemos frenar un proyecto que pone en riesgo una parte importante de los municipios de la Sierra de Ávila y del Valle Amblés

Izquierda Unida de Ávila anuncia su postura en contra a la puesta en marcha de una mina a cielo abierto en la Sierra de Ávila para la extracción de feldespatos y adelanta que presentará alegaciones contra un proyecto que sigue sumando voces en contra. Y es que a juicio de la formación de izquierdas “un proyecto de estas características no es el más apropiado para el desarrollo del medio rural abulense”.

 

Un proyecto cuyas características –explotación a cielo abierto- pueden poner en riesgo la vida de la zona y en ningún caso puede justificarse en clave económica o de desarrollo rural. “Estamos hablando de un proyecto sumamente agresivo, que supondría un duro golpe para las comarcas afectadas y que ni mucho menos se enmarca en el tipo de iniciativas que necesitan nuestros pueblos” denuncia José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila. “Lo que necesitan nuestros pueblos son otras cosas, y no minas que sólo pretenden el beneficio económico de las empresas que las impulsan”.

 

Junto al riesgo para el desarrollo de la comarcar, alude Izquierda Unida a cuestiones medioambientales. “La protección del medio ambiente y las características autóctonas de la zona deben prevalecer sobre cualquier otro interés, y en este sentido, la administración autonómica debe ser estricta y rigurosa”. Señala estas cuestiones José Alberto Nova ante el posicionamiento “vago y disperso” de la Junta de Castilla y León, que alega en sus pronunciamientos “que ni está a favor ni en contra”, como ha manifestado el Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila en las últimas fechas. “La Junta de Castilla y León tiene la obligación de estar vigilante, velar por la preservación de la zona y la protección de la actividad económica autóctona que en este momento existe en la Sierra de Ávila y el Valle Amblés y ser impulsora de actividades económicas no agresivas, que fomenten el empleo estable y de calidad, presten servicios y sirvan para fijar población en el medio rural”.

 

Es por  todo ello por lo que Izquierda Unida de Ávila presentará alegaciones e invita a todos los vecinos de la zona, colectivos, fuerzas políticas, concejales y alcaldes de la zona para que actúen en la misma línea para conseguir entre todos la paralización de un proyecto que atenta contra la Sierra de Ávila, el Valle Amblés y sus municipios.

Noticias relacionadas