Izquierda Unida de Ávila ha acompañado a los ganaderos y las BRIF en la Marcha Blanca y la Marcha Negra en Madrid

Izquierda Unida de Ávila, a través de su coordinador provincial, José Alberto Novoa, y su responsable de Organización, Montserrat Sánchez, muestran su apoyo tanto a los ganaderos como a los miembros de las BRIF en sendas convocatorias en la capital.

En Madrid, con los ganaderos y con los miembros de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales. Izquierda Unida de Ávila se ha desplazado a la capital madrileña para participar en sendas jornadas de reivindicación, jornadas que han tenido su inicio este viernes con la Marcha Blanca, emprendida por los ganaderos en su petición por un precio justo para la leche, y que tendrá su prolongación el sábado con el desarrollo de la Marcha Negra, en este caso emprendida por los miembros de las BRIF en su lucha por conseguir unas condiciones de trabajo dignas.


“Desde Izquierda Unida de Ávila entendíamos que era necesario hacer este esfuerzo y tratar de estar junto a dos sectores que, en el caso concreto de Ávila, tienen una gran importancia para nuestra provincia y nuestro medio rural, dos sectores de la sociedad que están reivindicando unas condiciones dignas y que se están poniendo de manifiesto a través de la movilización de la sociedad, que es el medio a través del cuál puede llegar el verdadero cambio” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila y que este sábado estará en la Marcha Negra junto a los miembros de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales. “Desde el primer momento hemos expresado nuestro apoyo pleno a sus reivindicaciones” y que pasan principalmente por la consecución de la categoría de bombero forestal. 

 

Será después de un viernes en el que ha sido Montserrat Sánchez, responsable de Organización de Izquierda Unida de Ávila y concejala en la localidad de Muñotello, la que ha querido acompañar a los ganaderos en Madrid en la Marcha Blanca, que arrancó desde León, tuvo su paso por Ávila y este viernes finalizaba en la capital. “Debe aprobarse un precio mínimo para la leche que no se encuentre por debajo de los precios de producción. De lo contrario estaremos ante la desaparición de muchas explotaciones ganaderas a corto plazo y la despoblación, a medio y largo, del medio rural. Está en riesgo la supervivencia del sector, pero también un medio de vida en nuestra provincia”.