Izada la estructura central del nuevo puente de La Gaznata

Nuevo puente de La Gaznata.

Los últimos avances en las obras permitirán poner fin al viejo puente que provocaba un estrechamiento de la carretera Nacional 403 al cruzar el embalse de El Burguillo

El Ministerio de Fomento ha izado la estructura del vano central en las obras del nuevo puente de La Gaznata, de la carretera Nacional 403 que se encuentra entre las localidades de El Barraco y El Tiemblo, una complicada tarea para la cual fue necesario transportar la estructura mediante flotación a través del embalse del Burguillo. Según el Ministerio de Fomento, esta obra permitirá, una vez finalizada, solucionar el estrechamiento que había en el paso de los vehículos  sobre el actual puente del año 1920, en el cual el tráfico circula en uno y otro sentido de manera alternativa.

 

Según Fomento, en los últimos días se ha avanzado en "una fase crítica" del proceso constructivo, que concluyó satisfactoriamente el miércoles, con el izado y posicionamiento del cajón metálico que permite cerrar el vano central del nuevo puente. La estructura proyectada consiste en un puente cuyo tablero se encuentra dividido en tres vanos. Los dos extremos, de 40 metros y 50 metros de luz, mantienen secciones cajón de hormigón pretensado, construidos mediante cimbra, con un canto variable entre los 2,4 m en los extremos y 5,5 m sobre la pila. Por su parte, el vano central cuenta con una luz de 120 metros y se divide en tres tramos con dos tipologías.

 

Después de su ejecución en taller, la parte metálica del vano central ha sido transportada a obra en dos piezas de 27 y 15 metros, con una carga total de 115 toneladas, en un tramo metálico que se ha fabricado estanco para transportarlo mediante flotación hasta su posición de izado.

 

Este pasado martes se realizó la operación de botadura de la misma en las aguas del embalse, dejándola amarrada y en una posición de seguridad, y al día siguiente se procedió a su posicionamiento y elevación, para lo que se utilizaron cuatro puntos fijos y otros tantos cabrestantes, además de cuatro grupos de izado compuestos por gatos hidráulicos con capacidad de 70 toneladas, que han posicionado la estructura metálica aproximadamente 20 metros por encima de su posición inicial.

 

En fases posteriores será necesario ejecutar una losa de hormigón conectada al tramo metálico, y en los próximos meses se continuarán los trabajos tanto en el puente como en sus inmediaciones para que a la mayor brevedad posible pueda ser puesto en servicio.