IU y PSOE advierten de posibles irregularidades en la gestión del alumbrado de Piedralaves

Consideran que la encomienda de gestión a la sociedad pública SOMACYL para el alumbrado público de Piedralaves puede vulnerar la Ley de Contratos del Sector Público.

Los grupos municipales de Izquierda Unida y PSOE de Piedralaves han solicitado la elaboración de un informe desde Intervención ante la posible vulneración de la Ley de Contratos del Sector Público que pudiera producirse en el convenio entre la sociedad pública SOMACYL y el Ayuntamiento de Piedralaves para la gestión del alumbrado público.

 

"Debido a las prisas del Partido Popular de Piedralaves por aprobar este convenio", convocando a pleno extraordinario el martes, ambos grupos municipales registraban en la mañana de este lunes la solicitud de un informe de Intervención del Ayuntamiento.

 

El objeto de esta solicitud es "que analice si el Convenio entre la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (SOMACYL) y el Ayuntamiento de Piedralaves por el que se formaliza la encomienda de gestión relativa al proyecto de mejora integral, aumento de la eficiencia energética y gestión energética de las instalaciones del alumbrado público de Piedralaves tiene encaje legal en la actual normativa, en concreto si podría existir vulneración de la Ley de Contratos del Sector Público".

 

El escrito pide además "valorar en qué medida afecta al presente contrato la Directiva 2014/24/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de febrero de 2014, sobre contratación pública y por la que se deroga la Directiva 2004/18/CE (Directiva Contratación), así como la Directiva 2014/23/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de febrero de 2014, relativa a la adjudicación de contratos de concesión (Directiva Concesiones)".

 

El convenio se presentó en la Comisión de Obras del pasado 23 de mayo, en la que ambos grupos ya se mostraron en contra de dicha aprobación por considerar que dicho convenio tiene "muchos puntos perjudiciales para la localidad y sus vecinos".

 

El contrato, de una duración de 12 años, obligará al ayuntamiento a pagar una cuota anual de 80.932,13 euros más un incremento del 2,4% anual.

 

A juicio tanto del grupo municipal del PSOE como de Izquierda Unida la encomienda no conlleva ningún ahorro real al municipio pero "sí proporcionará unos ingresos suculentos a la administración autonómica". Un convenio "con más sombras que luces" y que ambas formaciones políticas consideran que únicamente beneficiará a las cuentas de la empresa pública SOMACYL en contra de los beneficios de los piedralaveses.