Cyl dots mini

IU recuerda al presidente de Confae que las decisiones del 'Plan 2020' le corresponden a la mesa del Diálogo Social

Santiago Jiménez, diputado provincial de Izquierda Unida, sale al paso de las declaraciones realizadas por Juan Saborido asegurando que la primer paso del plan industrial sería una oficina de atracción de empresa.

Tirón de orejas de Izquierda Unida de Ávila al presidente de Confae , Juan Saborido, tras las declaraciones realizadas recientemente sobre el ‘Plan 2020’ y en las que aseguraba que la primera actuación dentro del plan industrial sería la implantación en el mes de mayo de una oficina de atracción de empresas. Declaraciones “no sólo poco afortunadas y apropiadas, sino que suponen un flaco favor al espíritu de consenso y trabajo conjunto de todos aquellos que componen la mesa de Diálogo Social, sujeto responsable de la determinación de cada una de las acciones de llevar a cabo en relación con el Plan Ávila 2020 así como del anuncio y ejecución de las mismas” señala Santiago Jiménez, portavoz de Izquierda Unida en la Diputación Provincial, que ha querido llevar el malestar existente tanto en la formación de izquierdas como en otros agentes de la citada mesa a la Junta de Portavoces de la Diputación, una de las instituciones que, junto con el Ayuntamiento de Ávila, han dotado el plan con 1.2 millones de euros.

 

Juan Saborido, presidente de Confae, se ha atribuido funciones que ni le competen ni le corresponden” señala Santiago Jiménez. “No es quién para lanzar aseveraciones que no están en su mano” apunta en una salida a prensa “impropia de un plan conjunto, que responde a la voluntad de todo y que ahora se ve enturbiado por los intereses personalistas e individuales de esta persona”.

 

Considera el portavoz de Izquierda Unida en la Diputación de Ávila que “desconocemos si Saborido puede disponer de información privilegiada sobre lo que se va a realizar, pero lo que tenemos claro en Izquierda Unida es que la mencionada oficina de atracción de empresas no es ni prioritario ni el fin que persigue el dinero público aportado por todos los ciudadanos”. Decidir el destino de los recursos públicos aportados “corresponde a todas las partes implicadas”. Implicación en la que demanda la participación de la Junta de Castilla y León. “Hemos arrancado sin el principal valedor y responsable en materia de empleo. Sin la Junta este plan nace moribundo”.