IU reclama al PP un cambio de actitud ante la "contundente" destrucción de empleo en Ávila

La formación de izquierdas ha advertido que la actual tendencia “es el resultado de la apuesta de los populares por la temporalidad y un modelo económico basado en la precariedad”, y apuntan que "la constante caída en la afiliación de la Seguridad Social, muestra de que en esta provincia no se crea, se destruye empleo”.

Después de la "tercera subida consecutiva del paro desde que terminara el periodo estival", desde Izquierda Unida de Ávila aseguran que "estamos ante un escenario esperado, pese las proclamas que en su momento lanzaba el Partido Popular sobre la recuperación y el optimismo, y tememos que aún pueda ser peor, porque en Ávila no se está creando empleo, se destruye”.

 

Esta reflexión ha sido lanzada por Paloma Nieto, responsable de la secretaría de Empleo de IU Ávila, ante un "nuevo incremento –378 personas– en las cifras del paro en una provincia que ya se encuentra por encima de los 17.000 parados (17.033), que sigue cayendo en la afiliación de la Seguridad Social y en la que se sigue incrementando la temporalidad en los pocos contratos que se firman", en un momento, destaca, “en el que somos la provincia de Castilla y León con más parados proporcionalmente”.

 

Nieto ha destacado que uno de los principales problemas recae en las “escasa actuaciones” que se están desarrollando para el mantenimiento “de la poca industria de la que dispone la provincia”. Un panorama en el que pone como ejemplo el reciente cierre en el polígono de Vicolozano de la empresa dedicada a la aeronáutica y que ha supuesto "la destrucción de cerca de 40 empleos directos, los constantes problemas de Elgorriaga o la incertidumbre que se cierne sobre Nissan y Composites". Y todo ello acompañado por "la constante apertura y cierre de pequeños negocios incapaces de sobrevivir en un escenario económico totalmente contraído y propiciado, además, por el bajo nivel salarial provocado por las políticas del PP y que ha conducido a que más de la mitad de los asalariados abulenses no superen los 1.000 euros”.

 

IU Ávila venía poniendo sobre la mesa que "la recuperación del empleo en los meses de verano era ficticia y temporal”, un situación que "se ha confirmado pasado el periodo estival y que conduce a la necesidad de reclamar un cambio en las políticas y apostar, sin más dilación, por un Plan de Empleo específico que permita aborda la regeneración del tejido industrial desde el que impedir que la provincia de Ávila se convierta en una provincia fantasma”.

 

Nieto concluye denunciando que "que entre los meses de octubre y noviembre se hayan perdido 2.091 afiliados es la reafirmación de la destrucción de empleo que sufre una provincia que sigue expulsando abulenses en busca de una oportunidad laboral que aquí no pueden encontrar”.