IU pone en duda que el II Plan de Pago a Proveedores sirva para reducir los plazos

El grupo municipal de Izquierda Unida ha puesto en duda, a través de un comunicado de prensa, que el II Plan de Pago a Proveedores, “en realidad un nuevo crédito más para las arcas municipales de 1,2 millones de euros", sirva realmente para reducir los plazos de pago del Ayuntamiento a sus proveedores

Montserrat Barcenilla, portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, sale así al paso de las afirmaciones efectuadas por el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, tras dar a conocer que el objetivo del nuevo crédito es poder pagar las facturas a proveedores entre 45 y 60 días en 2014 , ello tras un año en el que "insistía en que se estaba haciéndo entre 60 y 75 días”.

 

Estos datos son para la formación de izquierdas “demasiado atrevidos y más que dudosos toda vez que estamos hablando de que el Ayuntamiento de Ávila se ve obligado a pedir un nuevo crédito para pagar facturas líquidas, vencidas y exigibles a 31 de mayo, por lo que si se tiene en cuenta que son facturas vencidas con 70 días hay que retrotraerse al mes de febrero".

 

Acusan por ello al Partido Popular de que "quiere hacer ver que con estos 1,2 millones que se van a pedir a los bancos se va a solucionar todo, obviando que en el periodo de dos años se han pedido ya 12,2 millones de euros - a través tanto de una línea de préstamos ICO como del I Plan de Pago a Proveedores - para pago a empresas sin que se haya abordado una verdadera solución”.

 

Montserrat Barcenilla señala que Izquierda Unida está de acuerdo en que las administraciones salden sus deudas con los proveedores, "pero no mediante parches que solucionan pagos pendientes pero mantiene vigentes las deudas, en este caso con los bancos”.

 

Para Izquierda Unida “hay que esperar a que se cierre el ejercicio económico de 2013, pero tememos que si el ayuntamiento no ha podido pagar las facturas a mes de febrero, desde entonces se habrán generado nuevas deudas que de nuevo habrá que abordar, lo que pone en seria cuestión que para 2014 se pueda reducir el periodo de pago a proveedores”.

 

A mayores se advierte desde la formación de izquierdas que este II Plan de Pago a Proveedores permite el pago de deudas adquiridas con organismos y administraciones, como ocurre en este caso con el Consorcio Zona Norte, por lo que los 1,2 millones del nuevo crédito “no van a dar destinarse únicamente a dar un balón de oxígeno a los pequeños proveedores, como asegura el Partido Popular”.