IU pide la puesta en marcha del Consejo de la Sostenibilidad desde donde definir Ávila como ciudad sostenible

ARCHIVO.

La formación de izquierdas recuerda que este consejo no se reúne desde la pasada legislatura. Reclama su funcionamiento como un órgano consultivo donde plantear con claridad las acciones a realizar “más allá de actuaciones puntuales e inconexas”.     

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha pedido la revisión del funcionamiento así como la puesta en marcha del Consejo de la Sostenibilidad. Una propuesta que se produce ante la necesidad de definir, en un espacio donde los ciudadanos, asociaciones y expertos en cuestiones medioambientales son protagonistas, el modelo que se quiere para Ávila como ciudad sostenible a presente y futuro. 

 

“Queremos que el Consejo de la Sostenibilidad sea un órgano consultivo que contribuya, de la mano de expertos en diferentes temáticas, a definir por dónde debe caminar la ciudad en cuestiones medioambientales, un funcionamiento que va más allá de un espacio para la simple realización de charlas, como se ha planteado hasta el pasado año” señala Alberto López Casillas, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila y donde en Comisión de Servicios a la Ciudad ha reclamado la necesidad de que recuperar la actividad de este espacio. 

 

La concepción del Consejo de la Sostenibilidad como un órgano consultivo “nos permitiría definir con claridad los pasos a dar para convertir Ávila en una ciudad sostenible, y hacerlo más allá de acciones puntuales y en un muchos casos inconexas por la ausencia de un objetivo común marcado con claridad”. Y pone como ejemplo Alberto López Casillas la participación de Ávila en la denominada ‘Hora del Planeta’, una acción cargada de simbolismo a través del apagado de luces con el que se trata de sensibilizar sobre el problema del calentamiento global y el consumo del planeta. “El Consejo de la Sostenibilidad sería un espacio más que interesante para abordar este tipo de acciones desde una perspectiva más amplia y de continuidad, dentro de una estrategia que supere el simbolismo de un único día y aborde el problema de la sostenibilidad desde aspectos como la energía pero también la calidad del aire, los espacios naturales, la biodiversidad o el agua, un recurso con el que la ciudad de Ávila debería ser especialmente sensible”. 

 

López Casillas no pierde de vista la importancia del Consejo de la Sostenibilidad como un posible complemento de estrategias como la EDUSI, proyecto de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado necesario para que los municipios, y en este caso Ávila, pueda acceder a los fondos que la Unión Europea pone a su disposición. “El Consejo de la Sostenibilidad permitiría conocer necesidades e ideas de actores externos al ayuntamiento pero con mucho que decir en este ámbito: empresas relacionadas con el medio ambiente, organizaciones ecologistas, tiendas con productos ecológicos, consumidores, administraciones... En definitiva, una fuente de ideas para avanzar hacia una ciudad sostenible desde distintos tipos de puntos de vista”. Lo que tiene claro la formación de izquierdas es que el Consejo de la Sostenibilidad debe servir para algo más que “hacerse fotos”, como ocurrió la pasada legislatura.