IU de Ávila pedirá en el Pleno la eliminación de las tuberías de fibrocemento por su perjuicio para la salud

La formación de izquierdas propone la realización de un inventario de las zonas de la ciudad donde aún existen este tipo de conducciones así como la confección de un plan plurianual para su progresiva sustitución.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila quiere “eliminar, de una vez por todas, las tuberías de fibrocemento de Ávila. Y para ello la formación de izquierdas elevará al pleno municipal de este mes de febrero una moción “para conocer dónde quedan aún en la ciudad tuberías de este material y cuándo podemos sustituirlas de una vez por todas, buscando la colaboración que sea precisa, pues estamos hablando de un material nocivo para la salud”.

 

A partir de los años 40 las tuberías de fibrocemento - fibras de amianto y cemento- se generalizaron en las redes de agua en España y Europa. Materiales cuyo uso, comercialización y manipulación han ido quedando estrictamente prohibidos en algunos casos y limitados en otros. Todo ello por su comprobado riesgo para la salud. “A pesar de la prohibición total de comercialización y uso, en Ávila aún quedan tuberías de fibras de amianto y cemento que pueden suponer un potencial riesgo para la salud, bien sea por inhalación del asbesto -asociado a trabajos de reparación y eliminación- o por deglución de fibras de asbesto por el consumo de agua de boca. Un problema que no sólo alcanza a los usuarios y consumidores de agua potable sino también a los propios trabajadores que tienen que manipular y reparar este tipo de instalaciones” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.

 

Europa ya se ha pronunciado, no sólo en lo referente a las medidas para el uso de estos materiales, sino en lo referente a sus consecuencias para la salud” apunta. Era en el 2013 cuando el Parlamento Europeo, a través de una resolución, determinaba la presencia de amianto en las redes de agua potable, haciendo hincapié en las enfermedades cancerígenas relacionadas con la inhalación de amianto, detallando la peligrosidad por “la ingestión de agua procedente de  tuberías de fibrocemento y contaminadas con dichas fibras, que son reconocidas como riesgo para la salud y pueden tardar varios decenios, en algunos casos más de cuarenta años, en manifestarse”.

 

Precisamente la sustitución de este tipo de tuberías en Ávila ha sido desde hace años una demanda de la formación de izquierdas, que en la pasada propuesta de Presupuestos Municipales 2017 propuso una partida presupuestaria al efecto, haciendo el Partido Popular caso omiso a una actuación recomendada por el propio Procurador del Común. Una demanda que ahora toma forma de propuesta al pleno. “Entendemos que desde los servicios técnico municipales, en colaboración con la empresa concesionaria del servicio de agua, se debe elaborar un inventario que refleje dónde existen tuberías de suministro de agua potable de fibrocemento”. Localizar las tuberías y aprobar “un Plan de Eliminación de las Conducciones de Agua Potable de Fibrocemento, con dotación económica comprometida para su realización” para lo que Izquierda Unida propone instar a la Consejería de Fomento y Medioambiente de la Junta.Todo ello nos permitiría desarrollar un plan plurianual de sustitución de tuberías, garantizando así el cumplimiento de los requisitos normativos expuestos, que incluya la provisión de los fondos necesarios no cubiertos por parte de las demás administraciones implicadas en la resolución de este problema”.

 

Noticias relacionadas