IU Ávila se cuestiona que la caída del paro sea por creación de empleo

La formación de izquierdas considera que el aumento de la movilidad laboral, “con más abulenses trabajando fuera”, el incremento de los parados sin prestación hasta el 56,4 por ciento o la pérdida de población en 1.222 personas en 2015, sí son indicadores válidos para bajada del desempleo.

Izquierda Unida de Ávila pone su atención sobre indicadores como la movilidad laboral, la pérdida de población, la caída de prestaciones, los datos de temporalidad, la pérdida de población activa o el número de desempleados que se  van conociendo con el comienzo de este 2016. Y lo hace para advertir “de lo que otros, con una actitud irresponsable y de huida hacia adelante, no quieren hacer, y es que todos los indicadores de esta provincia hablan a las claras de que en Ávila ni se crea empleo ni existen las bases para ello”.

 


Frente al mensaje de los datos macroeconómicos  y de la reducción del paro “la realidad que nos deja el 2015 y el inicio del 2016 es incuestionable”, indica el coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, que pide a los dirigentes del Partido Popular “que asuman la realidad de lo que está ocurriendo”.


El 2015 se cerraba con una caída en las cifras del paro de 1.402 perdonas, quedando el número total de desempleados en 15.882 personas. Una cifra que Izquierda Unida de Ávila pide leer y valorar junto a otros indicadores. Porque “en 2015 la provincia de Ávila perdía 1.222 habitantes, según la EPA la población activa caía en 2.000 activos, el número de parados sin derecho a prestación sigue en ascenso y ya alcanza el 56,4 por ciento, la movilidad laboral aumenta año tras año y deja un saldo negativo de 4.902 personas (8.651 personas de otras provincias encontraron trabajo en Ávila, mientras que 13.553 abulenses lo hicieron fuera de la provincia) y el 95 por ciento de los contratos que se están realizando son temporales”.   


“Con todo ello es imposible sostener el mensaje y el discurso de que en esta provincia se crea empleo, de que la recuperación ha llegado a Ávila o que los datos económicos auguran una salida de la crisis. Y no se puede sostener ese discurso porque la realidad no es esa, la realidad es la de una provincia que expulsa población ante la situación de paro crónico. Por tanto la caída en las cifras del desempleo puntuales que pueda haber no son más que el reflejo de que en esta provincia cada día hay menos ciudadanos” indica José Alberto Novoa, que advierte que “no podemos estar cuatro años más en esta situación. O se hace algo ya o Ávila va camino a pasos agigantados de un problema muy serio”.