IU Ávila plantea un pulso "firme y decidido" a todos los niveles porque "o se hace algo urgentemente o perdemos Nissan"

Izquierda Unida de Ávila y el Comité de Empresa mantuvieron una reunión de trabajo en la que valoraron la “complicada situación” en torno a una factoría sobre la que “si bien no existen certezas, todos los indicios apuntan al cierre”

 

Izquierda Unida de Ávila plantea elevar el problema al Europarlamento, para lo que ya se encuentra en contacto con Marina Albiol, europarlamentaria de Izquierda Unida

 

Izquierda Unida de Ávila pide un pulso “firme y decidido” en la defensa de Nissan en Ávila y sus actuales condiciones laborales. Un pulso “a todos los niveles y con la implicación de todos los actores políticos, porque o se hace algo urgente, o la fábrica cerrará. Y si cae Nissan, cae Ávila”. Una situación de firmeza y colaboración política que quedó patente como necesaria e indispensable en la reunión que mantuvieron en la mañana del martes  la Coordinadora Provincial de Izquierda Unida de Ávila y el Comité de Empresa de Nissan, que trasladó de primera mano la situación e inquietudes que en estos momentos rodean a la factoría. Un comité al que Montserrat Barcenilla, coordinadora provincial de IU, no sólo reafirmó el “apoyo” de Izquierda Unida a los trabajadores, sino que quiso comprometer el trabajo de Izquierda Unida en todas las instituciones presentes, desde el Ayuntamiento, a las Cortes de Castilla y León, con José Sarrión, el Congreso de los Diputados, con Alberto Garzón, o el Europarlamento a través de la figura de Marina Albiol, con la que Izquierda Unida de Ávila ya está en contacto.

 

Una reunión donde quedó patente por ambas parte que “o hacemos algo urgente o bien la fábrica cerrará o bien dejará de ser lo que conocemos actualmente, lo que acabaría siendo un cierre encubierto. Es verdad que en estos momentos certezas no existe ninguna, pero indicios, todos” se avisa en un momento en el que el Comité de Empresa se reconoce “alarmado y preocupado” por el desarrollo de los acontecimientos. Con un actual producto con fecha de caducidad y sin un Plan Industrial de envergadura ya sobre la mesa “la preocupación es evidente” indica Montserrat Barcenilla.

 

Una preocupación en la que Izquierda Unida de Ávila advierte desde el primer momento que “dada la importancia económica e industrial de Nissan en la ciudad, si cae Nissan, cae Ávila”, porque “no sólo nos jugamos los 500 empleos, que ya son importantes, sino un modelo y tejido económico en Ávila que se vería profundamente dañado”. Es por ello que en primer lugar desde la formación de izquierdas se avisa que en el próximo pleno municipal “vamos a exigir una muestra de apoyo institucional del Ayuntamiento de Ávila así como vamos a solicitar al alcalde de la ciudad, José Luis Rivas, que muestre su más firme preocupación levantando el teléfono de quien haga falta. Porque estamos ante un problema que requiere la implicación de todos y a todos los niveles”. Se advierte desde Izquierda Unida de Ávila que en este escenario “no todo vale”. No vale “la reconversión de la fábrica y con ello la reestructuración de la plantilla”.