Isabel Pantoja llama a la televisión y espeta: "Estoy más tranquila con mi hija en ‘Gran Hermano VIP' que por las calles"

Isabel Pantoja

La llamada de la tonadillera al programa 'Sálvame' deja clara la preocupación que tiene por el tipo de vida que lleva la joven. 

Con la voz entrecortada en muchos momentos de la entrevista, veíamos las que probablemente han sido las declaraciones más sinceras de la cantante. "No vi el reality. He querido llamar a Chelo para poder hablar en el programa y aclarar las cosas porque nadie en ese programa sabe lo que está pasando", ha comenzado.

 

Pantoja revelaba que no se despidió de su hija antes de entrar en el reality show, además de la difícil relación que ha mantenido con ella desde que fuese joven. "Yo estoy más tranquila con mi hija en ‘Gran Hermano VIP’ porque ahí no le van a hacer daño".

 

"Estoy feliz de saber dónde está mi hija y a qué hora llega a casa. El sufrimiento de una madre solo lo sabe una madre. La he criado desde los tres meses de vida. No perdí a mi hija a los 18 años cuando se fue embarazada de casa, sino a los 14 años cuando se le escapó a la que fuese mi empleada del hogar", confesaba. "La persona que tiene mi hija al lado le consiente todo y yo no".

 

“Esta persona que tiene mi hija al lado le consiente todo. Absolutamente todo. Yo no le consiento lo del coche, lo de los puntos, que llegue a tantas horas de la madrugada. Pero la otra si. No es su niña. Ella tiene su familia en Cataluña, que es donde se tenia que ir”, contó vía telefónica Isabel Pantoja sobre Dulce, siempre sin citar su nombre. “Esa señora ha sido empleada mía durante 22 años. La he tratado como de la familia. No sé cuanto le ha gustado la televisión. No quiero ni nombrarla”Isabel relató, además, cómo tuvo que dejar Cantora por el bien de su hija: “Nos mudamos a Madrid cuando tenía 14 años para que estudiase en un internado porque se le escapó (a Dulce)”.

 

“Está viviendo de mi hija y del apellido Pantoja”, ha declarado sobre Dulce. Confirmó que había  las medidas legales tomadas por la tonadillera: “Las demandas tardan cuatro o cinco años”.  Isabel Pantoja entiende que el estilo de vida que lleva su hija Isa (y que ella no aprueba) está consentido por la que fuera su niñera. “Deja que haga lo que quiera, ni siquiera la riñe”, relató.

 

Ha dejado claro que se encargará de su nieto durante la ausencia de Isa Pantoja en el programa. "Su nieto está con su padre y cada fin de semana me toca a mí. Yo eso lo he dejado muy bien atado. Estando con su padre está con su abuela paterna. El pequeño no está solo", admitía. 

Noticias relacionadas