Irene Rosales se explica tras un golpe bajo y confiesa que no quiso pagar a Hacienda para tener dinero en casa

Irene Rosales Kiko Rivera

La noche del miércoles en Guadalix de la Sierra estuvo protagonizada por una jueza bastante dura que supo llevar muy bien los diversos juicios de la concursante de esta edición de GH Dúo

Lo más sorprendente de la noche fue cuando la acusada, Irene Rosales, hacia frente a todo lo que se había dicho de ella dentro de la casa. María Jesús Ruiz había hecho unas duras declaraciones en el confesionario donde aseguraba que antes de hablar de ella, debería de darse cuenta que está en un concurso por las deudas que le ha generado su marido.

 

La mujer de Kiko Rivera, ni corta ni perezosa, contestaba sin alterarse lo más mínimo que: "Yo he preferido, y voy a ser sincera, no pagar a Hacienda para poder tener dinero en mi casa, y ahora tengo una deuda que tengo que pagar". 

 

Además añadía después de escuchar las palabras de Ruiz: "si ser concursante tiene que ser echar mierda o arrastrar a otras personas o hablar mal de ellas, lo siento mucho pero no valgo para este reality ni para ser ganadora, porque no soy así”.

 

El hijo de Isabel Pantoja se quedaba atónito por las declaraciones tan duras que había hecho su compañera María Jesús y con mucha tranquilidad le respondía: "Esta señorita es una impresentable, usar lo de fuera es lamentable y rastrero".

 

La de Andújar, como de costumbre estuvo recibiendo palos durante toda la noche ya que tuvo que saldar las cuentas pendientes con los cuatro concursantes que quedan en la casa.