Investigan si un tratamiento para polillas ha provocado la muerte de un matrimonio en Villafruela

La mujer falleció en el Hospital después de que el marido lo hiciera en casa

La Guardia Civil investiga la muerte de un matrimonio de la localidad burgalesa de Villafruela por una posible intoxicación de un tratamiento para matar polillas.

El regidor de la localidad, quien ha asegurado que "el pueblo está derrumbado" tras lo ocurrido, ha explicado que la muerte del matrimonio, J.L.M y M.C.P, de 56 años, se ha producido esta mañana aunque ya se habían sentido indispuestos días atrás, por lo que habían acudido al médico.

 

El hombre ha fallecido en el domicilio, mientras que la mujer lo ha hecho en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) donde fue trasladada de urgencia tras la muerte de su esposo y encontrarse más indispuesta.

 

Las primeras hipótesis apuntan a que el gas para el tratamiento de las polillas se ha filtrado a su vivienda, situada a unos 60 metros de la casa donde se realizó el pasado viernes, a través de los conductos de respiración de las bodegas, por lo que la inhalación se habría producido durante varios días.

 

El Ayuntamiento de Villafruela ha decretado dos días de luto oficial por el fallecimiento del matrimonio.

 

SANIDAD INVESTIGA A LA EMPRESA

 

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha confirmado que su departamento utiliza si fue correcto el uso de determinados productos biocidas o fitosanitarios por una empresa autorizada en Villafruela que podría haber causado el fallecimiento del matrimonio.

 

El consejero ha señalado que la empresa que hizo el tratamiento en una vivienda cercana estaba registrada para el uso de estos productos y se investiga si el uso fue inadecuado porque al parecer se ha producido algún tipo de transmisión por sótanos.