Investigado un individuo por estafar 50.000 euros a tres personas

El autor valiéndose de las relaciones comerciales se ganaba la confianza de sus víctimas.

La Guardia Civil de Ávila, instruye diligencias policiales en calidad de investigado a un individuo por un supuesto delito de estafa en proposición de actividad mercantil y otro de Falsedad Documental.

 

El pasado mes de mayo de 2.016, la Guardia Civil tiene conocimiento a través de denuncia interpuesta por una persona propietaria de una empresa de electricidad de Arévalo (Ávila) en Policía Nacional de Puente Vallecas (Madrid), que un individuo le ha robado 45.000 euros falsificando sus propias facturas ante clientes de servicios realizados por su empresa en Madrid y Valencia.

 

Tras establecer una relación de confianza con el denunciante con la realización de instalación de iluminación en una Pista de Padel de una localidad madrileña, por un valor de 2000 euros, el denunciante inicia una relación comercial con el supuesto estafador.

 

El denunciante se percata de que ha sido estafado al comprobar que no ha recibido la remuneración correspondiente a los trabajos realizados por valor de 45.000 euros.

 

Pide explicaciones a sus clientes de la falta de pago y éstos le muestran las facturas momento en el que se percata de la estafa ya que el número de cuenta que figura en las facturas no se corresponde al perteneciente a su empresa.

 

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arévalo da inicio a las correspondientes investigaciones policiales para el esclarecimiento de los hechos, bautizando a la Operación como FULERA.

 

Fruto de estas investigaciones, se descubre que el supuesto autor de la estafa, primeramente establece una relación de confianza para cometer la estafa y una vez ganada dicha confianza de este empresario, introduce una labor comercial con diferentes clientes hasta conseguir apropiarse de los 45000 euros descritos en la denuncia, falsificando para ello las facturas del empresario de Arévalo cambiando el número de cuenta bancaria de la citada empresa por su número de cuenta personal.

 

Por los hechos descritos, el pasado 8 de agosto de 2.016, se localiza al supuesto estafador y se procede a su investigación por supuestos delitos de Estafa y Falsedad Documental, dando así por concluida la Operación Fulera.

 

Durante el mes de diciembre del pasado año, el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Arévalo, comienza a desarrollar la Operación Fulera II, debido a la obtención de indicios más que evidentes que el individuo continúa con su actividad delictiva, al proponer a otras dos personas su participación en un negocio inminente de compra venta de alarmas antihurto, siguiendo el mismo modus operandi que en la Operación anterior, es decir, ganándose la confianza durante la relación comercial, falsificación de facturas para así llegar a estafar a sus victimas; consiguiendo robar esta vez 3000 euros.

 

La fuerza actuante, finaliza con éxito la Operación Fulera II el pasado 16 de los corrientes, con la investigación del autor de los hechos por segunda vez, destacando que el número de cuenta utilizado para la realización de los ilícitos penales es la vía que conecta la investigación, al ser utilizado para recepcionar el dinero de las víctimas.