Investigado por maltrato animal el dueño de un caballo que murió desnutrido en Los Santos

Los hechos ocurrieron este pasado jueves, cuando varios ciudadanos informaron a la Guardia Civil de que en las inmediaciones de la carretera EX 101, en el término municipal de Los Santos de Maimona, se hallaba un caballo "tirado en el suelo, con deficiente estado físico".

La Guardia Civil investiga a un hombre, que forma parte de un grupo ambulante asentado esporádicamente en los extrarradios de Los Santos de Maimona, como dueño de un caballo que falleció por "síntomas evidentes de desnutrición y abandono".

 

Los hechos ocurrieron este pasado jueves, cuando varios ciudadanos informaron a la Guardia Civil de que en las inmediaciones de la carretera EX 101, en el término municipal de Los Santos de Maimona, se hallaba un caballo "tirado en el suelo, con deficiente estado físico".

 

Con esta información, agentes de la Guardia Civil, Policía Local y del Seprona, acudieron al lugar, donde hallaron un equino, tirado en el suelo, con "síntomas evidentes de enfermedad, desnutricion y abandono".

 

Ante los citados hechos y tras avisar a veterinarios de la Junta de Extremadura, éstos, pudieron inspeccionar el animal y corroborar "el mal estado del animal", hecho que asentaron en acta y certificado, según informa la Guardia Civil en nota de prensa.

 

Con las gestiones llevadas a cabo, se localizó al propietario del caballo, un ciudadano que forma parte de un grupo ambulante de ciudadanos portugueses, que están asentados esporádicamente en las inmediaciones de la localidad.

 

 A esta persona, tras ser identificada, se le instruyeron diligencias por un presunto delito de maltrato animal contemplado en el artículo 337 del vigente Código Penal, por lo que se enfrenta "a penas de prisión de hasta un año e inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales", explica la Guardia Civil.

 

El animal falleció este mismo jueves, tras lo que el investigado fue informado de la obligación de gestionar el cadáver del animal con un gestor autorizado a través de la autoridad municipal competente. Las diligencias instruidas han sido remitidas a los Juzgados de Instrucción de Zafra.