Investigado por abandonar en el parking de un albergue de animales a su perro con dos patas rotas
Cyl dots mini

Investigado por abandonar en el parking de un albergue de animales a su perro con dos patas rotas

La Guardia Civil investiga al propietario del perro abandonado con dos patas rotas en un albergue de Alicante

El joven llevó al can hasta el albergue con la intención de que se hicieran cargo de su convalecencia. Pero como no lo acogieron, lo abandonó en la calle, sin que el animal pudiera siquiera podía moverse.

La Guardia Civil investiga a un joven de 20 años por abandonar a un cachorro de perro en el parking del albergue de animales de Alicante con dos patas rotas. Además de estar investigado por un delito contra la flora, la fauna y los animales domésticos, los agentes han propuesto también una sanción administrativa ante el Ayuntamiento de la ciudad ya que el can carecía del registro obligatorio de vacunación.

 

El joven acudió a la instalación con la intención de que el colectivo se hiciera cargo de la tutela del animal y de su tratamiento debido a que requería hacer un viaje "urgente" a Barcelona. No obstante, al ser rechazada su adopción, el dueño dejó al can supuestamente abandonado en el aparcamiento, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

 

Los agentes pudieron localizar e identificar al joven a través de la clínica veterinaria que atendió con anterioridad al animal por las fracturas que tenía en las patas.

 

Los hechos ocurrieron el pasado 1 de marzo cuando el dueño se presentó en el albergue con la intención de dejarles al animal debido a que tenía que hacer urgentemente un viaje a Barcelona y "no podía hacerse cargo de los cuidados del cachorro en ese estado". El personal sugirió que lo dejara a cargo de alguien de su confianza mientras regresaba.

 

Sin embargo, al salir de allí, lo dejó "tirado" en el parking y desapareció sin dejar rastro. Al día siguiente, los miembros del refugio lo llevaron a una clínica veterinaria de Alicante, especializada en traumatología, donde ha sido intervenido quirúrgicamente.

 

Posteriormente, el día 5 de marzo, el propio albergue contactó con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Alicante, para denunciar el abandono y las lesiones que presentaba el animal. Inmediatamente, los efectivos iniciaron una investigación con la finalidad de comprobar los hechos.

 

ROTAS DE MANERA ACCIDENTAL

La investigación ha esclarecido que el perro había sido atendido en primera instancia en una clínica veterinaria de Elche, tras fracturarse las dos patas delanteras, al parecer de manera accidental, y con anterioridad a su abandono en el parking del refugio. Allí le dieron cita a su propietario para iniciar el tratamiento adecuado para su recuperación, pero nunca acudió a esta cita, según el testimonio de los empleados de la clínica.

 

Por el contrario, el joven llevó al can hasta el albergue con la intención de que se hicieran cargo de su convalecencia. Pero como no lo acogieron, lo abandonó en la calle, sin que el animal pudiera siquiera podía moverse. Finalmente, fue una mujer que salía de las instalaciones la que se percató de su presencia y alertó al personal.

 

Además, los agentes pudieron comprobar que el perro no poseía pasaporte canino en vigor, carecía de identificación, y no podía acreditarse si ha recibido las vacunaciones preceptivas para su edad.

 

El pasado 9 de marzo la Guardia Civil identificó y localizó al presunto autor de los hechos, un joven de 20 años. Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Alicante.