Investigadas 21 personas en el Tiétar por ejecutar construcciones residenciales sin poseer licencias urbanísticas
Cyl dots mini

Investigadas 21 personas en el Tiétar por ejecutar construcciones residenciales sin poseer licencias urbanísticas

Viviendas construidas en el Tiétar en suelo no urbanizable. (Foto: Guardia Civil)

Estas personas son presuntas responsables de realizar construcciones en terreno no urbanizable careciendo de las correspondientes licencias municipales y Prevaricación Urbanística

La Guardia Civil ha procedido, en relación con la “Operación Fuentemoro”, a la investigación de 21 personas, por su implicación en presuntos delitos contra la Ordenación del Territorio y Urbanismo. La actuación de la Guardia Civil se inició en el verano de 2018, tras tener conocimiento de presuntas irregularidades urbanísticas en zonas del Valle del Tiétar, dentro de la provincia de Ávila.

 

De las investigaciones realizadas la Benemérita determinó la existencia de dichas construcciones en terrenos, que por otro lado tenían una calificación especial de protección como Suelo Rústico Común, Zona de Regulación Básica o en Suelo No Urbanizable de Especial Protección y de Protección Paisajística, edificaciones que tenían como fin último el ser usados como residencias, y que carecían de las correspondientes licencias urbanísticas o no se ajustaban a las mismas, haciendo en algunas ocasiones, caso omiso a las órdenes de paralización o continuando las obras hasta su completa finalización.

 

Por ello, la Guardia Civil ha instruido diligencias policiales que han sido remitidas a la Autoridad Judicial competente, siendo investigadas 21 personas con diversas responsabilidades por la ejecución de construcciones con destino residencial careciendo de las correspondientes licencias urbanísticas, en lugares no autorizados y en algún caso, por presunta Prevaricación Urbanística. Dichas actuaciones han sido realizadas por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila, en funciones propias que tiene asignadas, entre otras, velar por el cumplimiento de las normas medioambientales.

 

Estas actuaciones se suman a las realizadas en el pasado mes de noviembre en las que fueron investigadas otras 24 personas por presuntos delitos de ordenación del Territorio y urbanismo en la zona de “Campo Azálvaro”.