Interceptado por la Guardia Civil en un control por cuadruplicar la tasa de alcohol a lomos de una bicicleta

El ciclista se expone a una multa de mil euros por una infracción grave: el límite de alcohol para circular en bicicleta es de 0,25 mg/l en aire expirado y dio 0,99.

La última salvajada de tráfico relaccionada con el alcohol no implica al conductor de un coche ni  una moto. Al menos, no esta vez. Le ha tocado en esta ocasión a un ciclista que ha sido interceptado por la Guardia Civil en un control rutinario de carretera en Lugo donde ha superado, por mucho, el límite de alcohol en carretera. Hay que recordar que las normas de tráfico contemplan un límite de alcohol para circular en bicicleta, como existe para los vehículos a motor.

 

Sin embargo, en interceptado en un control en Lugo lo debía desconocer. Según han informado diversos medios, el ciclista fue detectado cuando se aproximaba a un control de la Guardia Civil, según los agentes, circulando de una manera "errática" y con evidentes signos de embriaguez. Ante esta circunstancia, se le dio el alto para proceder a practicarle la pertinente prueba de alcoholemia. Dio positivo con un nivel de 0,99 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, casi cuatro veces más de lo permitido por la ley; la tasa de alcohol permitida para circular en bicicleta es de 0,5 g/l en sangre o 0,25 mg/l en aire expirado. 

 

El ciclista fue denunciado y se expone a una multa de 1.000 euros por una infracción tipificada como muy grave en el código de circulación.

Noticias relacionadas