Inmaculada López, alcaldesa de Muñico: "Nos parece bien que pasemos a otra escala, porque somos poquita gente y no ha habido ningún contagio"

Establecimiento hostelero de Muñico.

El área de salud de Muñico es la única de toda la provincia abulense que ha logrado pasar a la fase 1 de desescalada

Muñico es una de las localidades más pequeñas de la provincia de Ávila. Con 94 personas censadas y solo 60 viviendo regularmente en invierno, su área de salud que engloba a otros 15 municipios es la única de toda la provincia abulense que ha logrado pasar a la fase 1 de desescalada. Aunque desde el municipio no quieren que eso sea un problema a corto plazo,  estarán vigilantes para que se cumplan todas la normas y el pueblo no se sienta más saturado por la posible llegada de visitantes de zonas que aún se encuentran en Fase 0.

 

De tal manera que Muñico podrá abrir su pequeño comercio de manera generalizada, las terrazas de los bares, eso sí al 50%, también podrán celebrar actos con menos de 30 personas, e incluso ir a misa, aunque con aforo reducido.

 

En un municipio tan pequeño es más fácil vigilar que se cumplan las normas del estado de alarma, los vecinos además están muy concienciados de que tienen que salir con mascarillas, con guantes y guardando las distancias de seguridad. Lo llevamos haciendo durante el confinamiento cuando había que salir a la calle y ahora lo tenemos que hacer igual”, relata Inmaculada López, alcaldesa de Muñico.

 

La regidora sabe que pasar a la siguiente fase implica seguir cumpliendo las estrictas normas impuestas por las autoridades sanitarias en los pocos establecimientos que tiene Muñico, ya que podrán abrir las terrazas de los bares a la mitad de su aforo normal y podrán juntarse grupos de hasta 10 personas guardando las distancias de seguridad. “Tampoco hacemos gran cosa en los pueblos, nos juntamos de vez en cuando y salir a tomar algo al bar, no tenemos muchas más actividades que hacer”, admite.

 

Aunque la regidora asegura que no van a bajar la guardia. “Todos nuestros mayores representan el 70% de nuestra población y están concienciados porque saben que corren mucho riesgo”, afirma. Los niños son otro colectivo a proteger en Muñico, aunque solo hay 8 en el pueblo. “Les decimos que no se junten demasiado, aunque como somos todos poquitos es difícil reunir un grupo de 10 personas, porque sales a pasear y muchas veces no te encuentras a nadie”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: