Impresionante alegato de Pau Gasol en favor de Becky Hammon y las mujeres entrenadoras

(Foto: FIBA)

El jugador español publica una celebrada carta abierta en 'The Players Tribune' en la que respalda que se apueste por Becky Hammon como responsable de un equipo de la NBA y en apoyo a las mujeres entrenadoras. 

Pau Gasol ha escrito carta abierta en apoyo de las entrenadoras y, en concreto, de Becky Hammon, asistente de Popovic en San Antonio Spurs que aspira a ser la primera mujer entrenadora en la NBA. Lo ha hecho en 'The Players’ Tribune', una página estadounidense que suele ofrecer opiniones y experiencias de los deportistas en primera persona.

 

Gasol comienza la carta hablando de su familia y de una vivencia personal. "Quiero contaros una cosa sobre mis padres. Crecí en las afueras de Barcelona. Soy el hijo de dos profesionales de elevado éxito: mi padre era enfermero y mi madre era doctora. Naturalmente me fui por la rama de la ciencia. Después del instituto incluso hice un año de Medicina antes de dedicarme por completo al mundo del baloncesto. A veces pienso en lo que hubiera ocurrido si hubiera seguido los pasos de mis padres y me hubiera dedicado al mundo de la medicina. Recuerdo cómo la gente se equivocaba confundiendo las profesiones de mi padre y de mi madre, creyendo que mi padre era doctor y mi madre era enfermera. Pasó más veces de las debidas. Admiro el trabajo de mi padre, pero que mi madre fuera una gran doctora era lo bueno. Sabía que ella había ido a un colegio más rígido y había tenido una educación más dura, consiguiendo después el trabajo más lustroso. No es por juzgar ni malo, es simplemente la verdad".

 

 

Y es entonces cuando pasa directamente al tema central de su carta. "Esto me recuerda a una historia que está ocurriendo hoy en día en la NBA. Una mujer, en los 72 años de historia de esta liga, nunca ha entrenado a un equipo. Y me ha hecho pensar en Becky Hammon, que ha estado en el centro de la conversación durante estos días y para la que he jugado en San Antonio. Pero si creéis que escribo para argumentar por qué Hammon debe entrenar, estáis equivocados: esa parte es obvia. Ha sido una gran jugadora y una buena asistenta de uno de los mejores entrenadores de la historia. Tener que argumentar eso sería seguir el patrón", y añade el jugador español. "Si vas a argumentar que no diciendo que ‘Puede en baloncesto de universidad, pero la NBA es diferente’, quedarás como un ignorante’. Tengo una respuesta muy simple para eso. Mirad, he ganado dos campeonatos de la NBA y llevo aquí 17 años, jugando con los mejores jugadores de mi generación y bajo el mando de dos de las mentes más brillantes de la historia del deportes: Phil Jackson y Gregg Popovich. Os digo: Becky Hammon puede entrenar. No digo que vaya entrenar “muy bien”, no digo que vaya entrenar “suficientemente bien”, tampoco digo que vaya a “casi alcanzar” el nivel de los hombres. No. Digo que Becky Hammon puede entrenar en la NBA: punto".

 

Sigue rebatiendo argumentos que califa de "ridículos" como que Becky llegó a su posición actual porque tenerla en el equipo era 'buena reputación' para los Spurs. "¿En serio? Estamos hablando de la NBA, un negocio donde hay mucho dinero en juego y poca paciencia para la mediocridad. También estamos hablando de los San Antonio Spurs, una de las franquicias de la NBA más exitosas de este siglo: un sistema que ha tenido figuras como David Robinson, Tim Duncan, Manu Ginóbili, Tony Parker... y esos solo son los del Hall of Fame. Este es un equipo que ganó más de 50 partidos en 18 temporadas consecutivas y cinco campeonatos en los últimos 20 años. Cuando 'Pops' hace cualquier cosa lo hace pensando en que es algo que ayudará al equipo", sentencia el interior.

 

"Luego está esa idea de que, su hubiera una entrenadora en la NBA, habría algún tipo de 'incomodidad en el vestuario'. Tal vez te rías de ti mismo mientras lees esto. Y lo entiendo. Es ridículo. Pero creo que hay que tomárselo en ser porque es algo vergonzoso para que nosotros que la gente esté hablando de esto. En cuanto a la idea en sí, tengo que decir que por supuesto que es un mito. No hay nada que decir. Los jugadores se visten en una zona determinada y los entrenadores en otra, ¿de acuerdo? Y sí, estoy seguro que dentro del área de entrenadores, Becky tiene un espacio privado, pero insisto en que los entrenadores y los jugadores no comparten lugar mientras se están cambiando, lo digo desde más de una década y media de experiencia personal. Por tanto, esta línea de pensamiento es muy ridícula", añade Pau Gasol.

 

Y sobre este tema finaliza apuntando. “Cuando veo argumentos, o incluso bromas, de que no deberíamos tener entrenadoras en la NBA por ‘situaciones de vestuario’ o cosas así… Me recuerda que, por mucho progreso que hayamos logrado en la liga en los últimos años, todavía nos quedan cosas por hacer. Porque digamos la verdad: existe una presión actual para que aumente la diversidad de género en el espacio de trabajo en prácticamente cualquier industria del mundo. Es lo que se espera. Más importante, es lo correcto”. El ala-pivot desea que la NBA no se conforme con ser la liga deportiva más progresista, sino que aspira a que sea la más progresista “de cualquier tipo de industria”.