Illarramendi decide frente a Israel y España roza la perfección

El jugador de la Real Sociedad decidió un partido en el que España se estancó por momentos en ataque ante una Israel con poco más que el orgullo en juego y bien organizada en defensa.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ISRAEL: Harush; Keltjens, Tibi, Ben Haim, Davidzada; Natcho (Benayoun, min.74), Cohen, Kabha (Bitton, min.67); Atar, Melikson (Ben Haim T., min 54) y Hemed.

 

ESPAÑA: Reina; Azpilicueta, Sergio Ramos (Iago Aspas, min.45), Nacho, Monreal; Busquets, Illarramendi; Viera, Asensio, Pedro (Callejón, min.75) y Aduriz (Isco, min.65).

 

GOL.

 

0 - 1, min.76: Illarramendi.

 

ÁRBITRO: Craig Thomson (ESC). Amonestó a Davidzada (min.52) por Israel.

 

ESTADIO: Teddy Kollek Stadium.

 

INCIDENCIAS: Antes del encuentro se homenajeó al jugador de la selección israelí Yossi Benayoun por sus 100 internacionalidades.

La selección española de fútbol ha vencido (0-1) con un solitario tanto de Illarramendi este lunes a Israel en partido correspondiente a la última jornada de la fase de clasificación en el grupo G para el Mundial de Rusia, donde ha accedido de forma directa al finalizar en primera posición.

 

El jugador de la Real Sociedad decidió un partido en el que España se estancó por momentos en ataque ante una Israel con poco más que el orgullo en juego y bien organizada en defensa. A pesar del poderío ofensivo del que dispuso la selección fue un potente disparo de Illarramendi el que decidió el encuentro.

 

Julen Lopetegui llevó a cabo una auténtica revolución en un once en el que sólo Sergio Ramos repitió como titular después del encuentro ante Albania. Hombres como Reina, Viera, Asensio o Aduriz saltaron al verde del Teddy Stadium como titulares. Precisamente ese estadio le trajo gratos recuerdos a Lopetegui. Allí, en 2013, España conquistó ante Italia la Eurocopa Sub-21. Muchos de los que formaron parte de aquella cita han sido parte de la última convocatoria del guipuzcoano.

 

Piqué y Silva no fueron de la partida por acumulación de tarjetas. A estas bajas se sumó la de Thiago, que se perdió el choque por un esguince de tobillo. Enfrente, una Israel con Tomer Hemed, viejo conocido de la Liga española, con una de las principales bazas de una selección sin opciones de acudir a Rusia desde hace algunas jornadas.

 

España tomó el mando del partido desde el primer minuto con un Asensio gustándose con espacios y un Viera muy asociativo en ataque. Los de Elisha Levy apenas inquietaron la meta de Reina en los primeros minutos de juego en los que el gol rondó más la de Harush. Sergio Ramos tuvo una de las mejores ocasiones con un potente disparo desde fuera del área y que contó con una excelente respuesta del guardameta de la selección israelí, muy bien colocada en la primera parte.

 

Israel no se amilanó y adelantó líneas. Esto permitió a los de Levy disfrutar de llegadas más claras aunque sin el premio del gol. Un tanto que pudo conseguir Pedro a dos minutos para el descanso con un mano a mano y una gran parada de Harush a tiro del tinerfeño.

 

ZARPAZO DE ILLARRAMENDI

 

En la reanudación, los pupilos de Lopetegui se siguieron encontrando con el mismo problema: la falta de profundidad en ataque pese a la movilidad de Asensio, Viera y la entrada al terreno de juego de Aspas. Gracias a una jugada de los últimos tres, Aduriz rozó el gol al no poder rematar por centímetros un buen pase del mallorquín en boca de gol.

 

El partido comenzó a romperse con una España decidida a abrir la lata de una vez por todas y lo consiguió a la salida de un córner. Asier Illarramendi enganchó un balón en la frontal para colocarlo en la misma escuadra, un tanto que significó el primero para el donostiarra en partido oficial con el combinado nacional.

 

La renta pudo ser mayor de no ser por un gol bien invalidado a Asensio a dos minutos para el final. Los de Lopetegui durmieron el partido y dejaron transcurrir el tiempo para conservar su victoria. Con este triunfo España acaba de la mejor manera una fase de clasificación brillante, con nueve victorias, una de ellas aplastante ante Italia, un empate, 36 goles a favor y sólo tres en contra. Ahora, el combinado nacional deberá esperar una carambola para ser cabezas de serie en el sorteo de la fase de grupos del Mundial.