Ignacio Zúñiga: “El éxito de esta edición queda realzado por el hecho de que competimos con una gran oferta de cursos de verano"
Cyl dots mini

Ignacio Zúñiga: “El éxito de esta edición queda realzado por el hecho de que competimos con una gran oferta de cursos de verano"

Hablamos con el director del Centro Asociaciado de Ávila.

Ignacio Zúñiga, director del Centro Asociado de la UNED de Ávila.

Concluida la XXX edición de los Cursos de Verano de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), hemos hablado con el director del Centro Asociado de Ávila, Ignacio Zúñiga, para que nos haga un balance de cómo han ido este año los cursos en la provincia abulense y para conocer un poco más de los proyectos de futuro para el centro, que en breve abrirán el proceso de matrícula para el curso académico 2019-2020.

 

Un año más hemos vivido estos Cursos de Verano de la UNED con Ávila de protagonista. ¿Qué significan estos cursos para el Centro Asociado?

El Centro Asociado en Ávila, por haber sido la cuna de los cursos de verano de la UNED, sigue desempañando un destacado papel tanto por ser la sede en la que se celebra la solemne inauguración oficial de los cursos de verano de la UNED, como por ser el Centro Asociado que presenta el mayor número de cursos.

 

Dentro del propio centro, los cursos de verano son especialmente relevantes, por cuanto el número de estudiantes que asisten a estos cursos es aproximadamente igual al de los que se matriculan en las demás enseñanzas regladas.

 

¿Qué balance puede hacer de la edición de este año de los cursos?

La presente edición de los cursos de verano hace el número 30, y para celebrar este aniversario nos hemos esmerado para organizar una oferta muy variada e interesante, que ha tenido una gran acogida. El éxito de esta edición queda realzado por el hecho de que competimos con una gran oferta de cursos de verano en otras universidades y dentro de la propia UNED con la de los demás Centros Asociados.

 

¿Se han cumplido las expectativas este año?

Estamos muy satisfechos porque efectivamente se han cumplido nuestras más optimistas expectativas. Los cursos de verano aún no han terminado y, aunque seguimos recibiendo matrículas de última hora, ya hemos superado los 400 estudiantes para los cursos de julio. A esto hay sumar el profesorado de estos cursos cuya cifra supera los 150 ponentes.

 

¿Qué cursos destacaría de esta 30ª edición?

Por número de estudiantes matriculados, el curso “De Cebreros al cielo: Astronomía desde la Estación de Espacio Profundo de la ESA (II)” con 41 estudiantes es el que ha tenido mayor aceptación. Con más de treinta estudiantes le siguen "Talleres y técnicas de crecimiento personal. Vivir en la incertidumbre… nuestro modo más estable de Ser” (38), “ Claves para la historia de Castilla en la Edad Media” (36), "Cambio climático: comunicar para la acción" (36), "La publicación periódica científica en las ciencias humanas y sociales. Desafíos del acceso abierto” (34), “La sombra del faraón: los nobles en el arte del antiguo Egipto” (30).

 

Podría seguir así y terminaría por mencionar a todos. Por la temática, es difícil resaltar ninguno porque todos tratan de temas de gran interés en su ámbito. Sin embargo, no quiero desaprovechar la ocasión para destacar el curso sobre cambio climático, sin duda el problema más importante al que se enfrenta la humanidad y al que desgraciadamente no se le dedica la atención que requiere. Concretamente este curso está dirigido al problema de la comunicación para superar las resistencias psicosociales que impiden que el mensaje llegue a la sociedad.

 

¿Y qué podemos destacar en cuanto a los ponentes y el profesorado que han participado?

Todos los ponentes son prestigiosos profesores universitarios, tanto de la UNED como de otras universidades, y especialistas y expertos de otros ámbitos del mundo empresarial y de las Administraciones Públicas. Pero, aunque solo fuera por su relevancia mediática, destacaría la presencia de D. Alfonso Guerra, ex vicepresidente del Gobierno, y D. Miguel Herrero de Miñón, uno de los padres de la Constitución.

 

Se sigue apostando por realizar los cursos en El Barco de Ávila y Cebreros, ¿es una apuesta que está funcionando?

Como su propio nombre indica, el fin de la extensión universitaria, en la que se enmarcan los cursos de verano, consiste en extender la universidad a la sociedad, que lógicamente más allá de la ciudad de Ávila incluye toda su provincia. Tenemos que reconocer que no es tarea fácil conseguir que un curso de verano funcione, y también que hay sedes que por sus características son marcos ideales para la celebración de ciertos cursos. En este sentido, seguiremos apostando por las sedes y temáticas de cursos que funcionan bien, y además estamos abiertos a ampliar el número de sedes a otras localidades de la provincia de Ávila, que así lo están solicitando.

 

¿Qué expectativas tienen para el próximo año?

Estar celebrando la trigésima edición es prueba de que los cursos de verano gozan de buena salud y es también garantía de que tienen un futuro prometedor. La Diputación de Ávila a través de la Fundación Cultural Santa Teresa financia los cursos de verano. Aunque el impacto económico de los cursos supere con creces la inversión realizada, lo cierto es que sin la mencionada financiación no sería posible organizar una oferta de cursos similar a la que llevamos organizando estos últimos años. Esta es también ocasión de agradecer la colaboración de los Ayuntamientos de El Barco y Cebreros, así como la ayuda que por segundo año consecutivo presta la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno al curso sobre Cambio Climático.

 

¿Y para este próximo curso en el Centro Asociado?

La función principal del Centro Asociado es facilitar el acceso a la universidad a todas las personas interesadas estudiar, en primer lugar, para cursar estudios superiores de Grado y Máster y doctorado, pero también dar a conocer la amplia oferta de Formación Permanente e idiomas a distancia. Además, queremos abrir cauces para hacer posible la transferencia del conocimiento desde la UNED al mundo empresarial, ayudar al emprendimiento de los estudiantes y dar respuesta a las necesidades formativas de la sociedad abulense.

 

Nunca se insiste suficientemente en la importancia de la formación de las personas en el mundo actual. Por supuesto para acceder y promocionar en el mundo laboral, pero también para satisfacer inquietudes intelectuales de toda índole y a cualquier edad. La UNED a través del Centro Asociado en Ávila facilita una formación de calidad a cualquier persona sea cual sea su lugar de residencia y su edad.