Iberdrola supera el millón de contadores inteligentes instalados en Castilla y León

Ignacio Galán en una reciente visita a instalaciones de contadores inteligentes

Iberdrola ya ha modernizado casi el 85% de todo su parque de contadores de la región con una potencia contratada igual o inferior a 15 kilovatios, que asciende a más de 1,5 millones de equipos. La compañía invertirá 180 millones de euros en esta iniciativa en Castilla y León, con el objetivo de mejorar su red de distribución eléctrica mediante la digitalización y automatización, incorporando las nuevas tecnologías de redes inteligentes.

Iberdrola Distribución ha superado durante los primeros días del mes de febrero la instalación de más de un millón de contadores inteligentes en Castilla y León, concretamente 1,28 millones, en el marco del proyecto STAR (Sistema de Telegestión y Automatización de la Red).

 

La compañía ha modernizado, por tanto, cerca del 85 % de todo su parque de contadores en la región con potencia contratada igual o inferior a 15 kilovatios, superando de este modo el programa oficial definido por el Ministerio de Industria.

 

Además, Iberdrola ya ha adaptado alrededor de 8.500 centros de transformación distribuidos por toda la comunidad, a los que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

 

Iberdrola se ha convertido así en una de las empresas más avanzadas del mundo en el ámbito de las infraestructuras de redes eléctricas inteligentes, gracias tanto al volumen de contadores inteligentes instalados y conectados como a la adaptación simultánea de su red de distribución mediante la incorporación de la supervisión en tiempo real y la automatización.

 

Al disponer de contador inteligente con telegestión, el cliente cuenta también con la capacidad de consultar, a través de la página web www.iberdroladistribucionelectrica.com, sus curvas de consumo diario, semanal y mensual, así como la demanda de potencia máxima, entre otros muchos datos. Esta información permite conocer la forma en la que se distribuye el consumo de energía eléctrica y hacer un uso eficiente del mismo, así como decidir el tipo de tarifa que se adapta mejor a cada perfil.

 

Iberdrola emplea los más altos estándares internacionales y robustos algoritmos de cifrados de máxima seguridad que garantizan la autenticación, confidencialidad y privacidad de cada uno de sus equipos digitales mediante identificaciones únicas de usuario y contraseña. Además, los contadores digitales emplean claves criptográficas de alta seguridad, de acuerdo a los estándares establecidos internacionalmente en el sector y que permiten que los paquetes de datos salgan cifrados y autenticados.

 

Además de cumplir con el programa oficial relacionado con el desarrollo de la telegestión, Iberdrola persigue aprovechar este despliegue para evolucionar tecnológicamente y mejorar su red de distribución de electricidad mediante la digitalización y automatización de la misma, incorporando así las nuevas tecnologías de redes inteligentes.

 

La inversión de Iberdrola en esta iniciativa en Castilla y León alcanzará los 180 millones de euros, gracias a los cuales en 2018 los más de 1,5 millones puntos de suministro a los que la empresa da servicio en la región tendrán contadores inteligentes y sus más de 15.360 centros de transformación también funcionarán con esta tecnología.

 

Efecto tractor de Iberdrola sobre el tejido empresarial

 

Gracias a la progresiva implantación de las redes inteligentes en España, Iberdrola pone de manifiesto nuevamente su relevante efecto tractor sobre el tejido empresarial nacional, con el correspondiente impacto positivo sobre el mantenimiento y la creación de empleo.

 

Entre las principales ventajas de las redes inteligentes figuran la integración de la generación renovable, la posibilidad de implantar masivamente el vehículo eléctrico y la mejora en la eficiencia del consumo eléctrico. En este último apartado, permiten la prestación de servicios de forma instantánea, como la lectura en tiempo real, la tramitación de las altas o bajas de los contratos o la modificación de la potencia contratada.