Iberdrola aumenta sus beneficios un 30% por resultados extraordinarios

Naturgy y Red Eléctrica recortan sus ganancias en el primer trimestre a causa de la pandemia,

Iberdrola ha conseguido aumentar sus beneficios hasta un 30% en el primer trimestre gracias a los extraordinarios. Entre ellos destaca la venta de su participación en Gamesa. Por su parte Naturgy y Red Eléctrica han recortado sus ganancias en el primer trimestre. Todas ellas, eso sí, mantienen su cuenta de resultados en verde, a la espera de lo que pase en un segundo trimestre en el que la crisis económica desatada `por la covid-19 seguirá impactando.

 

Iberdrola

 

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.257 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 30,4% con respecto al mismo periodo del año pasado, debido a las plusvalías de 484 millones de euros por la venta de la participación del 8,07% en Siemens Gamesa, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

Sin estos atípicos, el beneficio neto ordinario de la energética fue de 968 millones de euros hasta marzo, un 5,3% más, gracias a inversiones récord de casi 10.000 millones desde el inicio de 2019. Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de Iberdrola creció un 5,8% en el primer trimestre de 2020, hasta 2.751 millones de euros.

 

Los 5.500 megavatios (MW) puestos en operación en los últimos doce meses por el grupo impulsaron a los negocios liberalizados y de renovables, que mejoraron un 26,5% y un 6,1%, mientras que el negocio regulado cayó un 4,7%, afectado por ajustes contables en Estados Unidos y por el recorte de ingresos de acuerdo al marco regulatorio vigente en España.

 

En este caso, la peor evolución se debió a las caídas del 3,2% de la demanda eléctrica peninsular y del 37% de los precios de la demanda mayorista, condicionadas por el estado de alarma declarado a raíz del coronavirus.

 

Así, Iberdrola España redujo su Ebitda en un 3% y su beneficio neto un 7%. No obstante, las inversiones aumentaron un 51% frente a las realizadas en los tres primeros meses de 2019, tanto en redes como en la aceleración de nuevos proyectos renovables.

 

A pesar de la crisis del coronavirus, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán mantiene su previsión de crecimiento para el beneficio neto y los dividendos, gracias a la contribución de las inversiones de 10.000 millones de euros previstas en el ejercicio y las plusvalías obtenidas en el primer trimestre.

 

Naturgy

 

Naturgy obtuvo un beneficio neto de 199 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un descenso del 41,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía. El Ebitda de la energética presidida por Francisco Reynés se situó en 944 millones de euros, un 15,6%.

 

Si se excluyen los elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario del grupo ascendió a 305 millones de euros, un 19% menos, mientras que su Ebitda ordinario alcanzó los 1.102 millones de euros a cierre de marzo, un 5,6% menos, sin contar en ambos casos los costes de reestructuración por 158 millones de euros.

 

El grupo destaca que el impacto de la covid-19 en los resultados de este primer trimestre fue "limitado", ya que sus consecuencias económicas comenzaron a pesar gradualmente en la evolución de la compañía solo a partir de marzo.

 

No obstante, advierte de que desde entonces el impacto de la pandemia ha sido "notable" en la demanda de gas y electricidad en España y Latinoamérica, así como en un escenario desafiante en el mercado internacional de gas natural licuado y en la depreciación de divisas en países clave de América Latina. Por ello, espera que el coronavirus tenga "un mayor impacto" en sus resultados durante el segundo trimestre.

 

Por ello, ante las importantes incertidumbres del entorno por el Covid-19, Naturgy considera que "no es posible ni prudente" dar un adelanto para este 2020, aunque avanza que sus líneas de gestión prioritarias para el año serán "mantener una elevada liquidez, una cómoda posición de balance y flexibilidad, así como hacer uso de los mecanismos de revisión ordinarios y extraordinarios contemplados en los contratos de aprovisionamiento de gas para adaptarlos a las condiciones del mercado".

 

Naturgy acelerará sus iniciativas de transformación para mejorar en eficiencia y en asignación de recursos ante el nuevo escenario, y continuará analizando oportunidades de crecimiento y de rotación de activos que contribuyan a la mejora del perfil de riesgo de la compañía y a la creación de valor.

 

En lo que respecta a las inversiones del grupo en el trimestre, ascendieron a 201 millones de euros, afectadas por un menor crecimiento de las mismas en redes de gas y por una desaceleración en otros proyectos. El 55% del total se destinó a inversiones de crecimiento, entre las que se incluyen proyectos renovables en España, Australia y Chile. La compañía prevé invertir en desarrollo renovable más de 350 millones de euros adicionales en lo que queda de ejercicio.

 

Red Eléctrica

 

El Grupo Red Eléctrica registró un beneficio neto de 172,6 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa una caída del 9,7% frente al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía.

 

Estos resultados se ven impactados por la entrada en vigor de los nuevos parámetros que afectan a las actividades reguladas de la compañía, que sitúa la tasa de retribución de los activos de transporte en el 6% para este ejercicio, frente al 6,5% anterior. Además, se aplica una nueva metodología de retribución al operador del sistema.

 

No obstante, este ha sido el primer trimestre completo en el que se ha incorporado Hispasat al perímetro del grupo, cuya adquisición culminó en octubre del pasado año. Junto a la aportación de la actividad internacional, esta operación ha permitido mantener la cifra de negocio (500,4 millones de euros) prácticamente constante respecto al primer trimestre de 2019.

 

Asimismo, el grupo ha realizado una primera estimación del impacto cuantitativo que la crisis del coronavirus puede tener en sus resultados, y ha concluido que, dados los sectores en los que opera y a pesar de las incertidumbres que todavía a día de hoy existen, "no se espera que el efecto sobre el resultado previsto para 2020 sea muy significativo".No obstante, la compañía continuará evaluando la situación a través de "un exhaustivo" seguimiento de las incidencias que se puedan registrar en las infraestructuras esenciales que gestiona, así como de otros factores externos.

 

El Ebitda de Red Eléctrica se situó en los 402 millones de euros en marzo, un 1% menos que en el ejercicio anterior. El grupo ha destacado que esta evolución es consecuencia de los esfuerzos realizados en materia de eficiencia. Las ascendieron a 457 millones de euros, al incorporar la adquisición del 50% del capital de la brasileña Argo por un importe de 374,3 millones.

 

A pesar de la gravedad de la situación tras la declaración del Estado de Alarma, el grupo ha indicado que, como operador único, seguirá garantizando el suministro eléctrico en el país e incrementando la integración de energía de origen renovable. En este sentido, en el mes de marzo el 50% de la generación en España provino de fuentes limpias, cifra que ha rozado el 45% en el conjunto del primer trimestre de 2020.

 

Según Red Eléctrica, los retos del primer tramo del año, en el que se ha producido una relevante caída de la demanda y una diferente composición del mix energético, se han afrontado manteniendo unos estándares elevados de calidad de servicio, que ha alcanzado una disponibilidad del 99,1% en la Península, del 98,1% en Baleares y del 98,6% en Canarias.

 

El grupo cuenta con una sólida posición financiera para hacer frente a la coyuntura actual, con una posición de liquidez que alcanza a mediados de abril los 3.000 millones de euros, y se ha visto reforzada gracias a las dos emisiones de bonos realizadas en el ejercicio 2020 por importe de 1.100 millones de euros. En las últimas semanas también se han suscrito operaciones de préstamo y crédito por un importe de 375 millones de euros. Red Eléctrica mantendrá un dividendo de 1,0519 euros por acción.