Homenaje a tres "históricos" del Partido Socialista en Ávila

Laureano Varas, Rafael Ruiz Requena  y Agustín Sahagún de la Lastra, junto a Yolanda Vázquez

En el día de ayer se  celebró un homenaje a varios afiliados de la Agrupación Socialista de Ávila que, a lo largo de su trayectoria dentro del PSOE, han vivido diferentes momentos de la historia de España, y han sido testigos de los avatares políticos y sociales a lo largo de más de setenta años.”.

Los históricos socialistas: Laureano Varas (1929) Rafael Ruiz Requena (1933), y Agustín Sahagún de la Lastra (1934), nacidos durante la época de la segunda república, vivieron la guerra civil y sus consecuencias, la represión de las ideas, el constreñimiento de los pensamientos y la falta de libertades, pero también la explosión de libertad de la democracia, la construcción de los derechos sociales, de la educación pública, de la sanidad pública, de la posibilidad de opinar sin cortapisas y sin censura. Los tres están afiliados al Partido Socialista desde el año 1977 y formaron parte de las listas electorales de las primeras elecciones democráticas bajo las siglas de esta formación.

 

La Secretaria General, Yolanda Vázquez, les hizo entrega de una rosa roja y les señaló como ejemplo para los jóvenes socialistas y para todos los que ahora tienen alguna responsabilidad en tareas institucionales u orgánicas dentro del Partido Socialista, “ellos pusieron las bases de lo que somos hoy, y nosotros tenemos la obligación con la ciudadanía de mantener su legado y tener como bandera la tolerancia, la paz y la palabra. Ante las críticas, ideas, ante las injusticias, oposición férrea y ante el recorte en las libertades, la propuesta y el ilusionar para poder gobernar y mantener la democracia al más lato nivel, como sólo los socialistas saben hacer” ha dicho Vázquez.


 
También existió una mención especial durante el acto a Claudio Sánchez Albornoz, diputado por Ávila en las tres legislaturas de las Cortes republicanas; ministro de Estado en 1933; vicepresidente de las Cortes en 1936; consejero de Instrucción Pública y presidente del Gobierno Republicano español en el exilio, historiado y pensador reconocido con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Y es que en julio de este año hará 30 que Sánchez Albornoz fuera enterrado en la catedral de Ávila.

 

De Albornoz se destacó su compromiso con la ciudad y con España, su capacidad de diálogo y se leyó una de sus frases que aglutina su pensamiento: "Sólo tengo una palabra: paz. Ya nos hemos matado demasiado; entendámonos en un régimen de libertad poniendo todos de nuestra parte lo que sea necesario. Hay que hacer una España nueva entre todos los españoles. No soy más que un viejo predicador de la paz y la reconciliación”.