Hollywood, asqueado tras la confesión de Bertolucci sobre la violación a Maria Schneider en El último tango en París

Una de las escenas de sexo más controvertidas de la historia del cine vuelve a ser de plena actualidad. La escena en la que Marlon Brando viola con una barra de mantequilla a Maria Schneider en El último tango en París se filmó sin el consentimiento ni conocimiento de la actriz. 

Una impactante revelación, que la actriz y el director dieron a conocer años atrás, pero ante la que ahora han reaccionado, con sorpresa e indignación, muchas de las estrellas del Hollywood actual.

 

Recientemente ha salido a la luz un vídeo de una entrevista del director, Bernardo Bertolucci, con The Telegraph en 2013, en el que confesaba cómo él y Brando planearon esa escena y acordaron no decirle a la joven -que por entonces tenía 19 años-, los detalles de la secuencia que iban a rodar y el uso que en la misma iban a dar a la mantequilla.

 

Las reacciones de Hollywood ante la confesión del director, publicada en un vídeo de Youtube de una entrevista concedida hace ya tres años han llegado a través de las redes sociales.

 

"Para toda la gente que ama esa película, estáis viendo a una chica de 19 años violada por un hombre de 48. El director planeó su abuso. Me da asco", tuiteaba Jessica Chastain.

 

La actriz Evan Rachel Wood retuiteaba el mensaje de Chastain, añadiendo que es "desgarrador y ultrajante. Los dos son personas enfermizas al pensar que eso estaba bien". La directora de Selma, Ava DuVernay, califica el acto de "inexcusable", y añade que "como directora no puedo entenderlo. Como mujer estoy horrorizada, disgustada y enfurecida".

 

Chris Evans también ha mostrado su opinión en Twitter, asegurando que no volverá a ver la película, "a Bertolucci o Brando de la misma manera. Esto es más que repugnante. Siento mucha rabia", escribía el actor. Anna Kendrick le recordaba que la actriz ya lo confesó hace varios años, y Evans reconoce no saberlo hasta ahora. "Deberían estar en la cárcel", añade el intérprete.

 

LA CONFESIÓN DEL DIRECTOR

 

En el vídeo que ha salido ahora a la luz, Bertolucci explica cómo él y Brando planearon la escena. "Estaba desayunando con Marlon en el suelo del apartamento en el que estaba rodando. Había una baguette y mantequilla, y nos miramos el uno al otro, y sin decirnos nada sabíamos lo que queríamos", recordaba el director en la entrevista, que data 2013. Bertolucci, aunque reconoce que se siente culpable por cómo trató a Schneider, no se arrepiente de la escena. "Fui, en cierto modo, terrible con Maria porque no le dije lo que estaba pasando", dijo el director.

 

"No me siento culpable, pero cuando murió pensé, Dios, siento tanto no haberle pedido perdón por lo que le hicimos yo y Marlon en esa escena y por no decirle nada", continúa Bertolucci. "Su sentimiento de humillación fue real, pero creo que lo que realmente la ofendió es que sintió que no le habían dejado preparase para esa escena como actriz. Pero yo quería su reacción como persona, no como actriz", prosigue el director.

 

Schneider murió en 2011 a los 58 años a causa de un cáncer, y ya en 2007 en una entrevista con Daily Mail, confesó que se sintió violada por Marlon Brando cuando rodó esa escena. " A pesar de que lo que Marlon estaba haciendo no era real, yo estaba llorando lágrimas de verdad. Me sentí humillada y, para ser sinceros, un poco violada tanto por Brando como por Bertolucci. Después de la escena Marlon no me consoló o se disculpó. Afortunadamente, solo fue una toma", declaraba la Schneider.