Herrera que se considera “hijo del dedazo”, dice que es preferible “la bicefalia a no tener cabeza”

Juan Vicente Herrera durante la firma de cinco acuerdo con el Consejo del Diálogo Social.

Juan Vicente Herrera dice que nadie dude de su “neutralidad más exquisita” en el proceso de sucesión al frente de la presidencia del Partido Popular.

El presidente Herrera llegó sonriente a la firma de cinco “importantes acuerdos” dentro del Consejo de Diálogo Social. Tras su anuncio este jueves de que no se presentaría a la reelección como presidente del Partido Popular, Herrera comparecía ante los medios de comunicación y aunque “no tocaba” hablar del asunto, Juan Vicente Herrera acabó hablando.

 

Aseguró irónicamente que no tiene “opinión sobre mi decisión. Lo he consultado con el espejo y está de acuerdo”, contestó sonriendo a los medios de comunicación. Preguntó a un periodista que si dudaba de su “neutralidad más exquisita” en el proceso de sucesión, ante dos candidatos [Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván] que “políticamente les he criado en mis pechos”, ha explicado el actual presidente del PP, ante la carcajada de los presentes.

 

Herrera insistió en que se trata de un proceso “natural” que se abordará con total “normalidad”. Aseguró, sin complejos, ser “hijo del dedazo” (en referencia su nombramiento como sucesor de Juan José Lucas) y cree que el que, por primera vez, haya dos candidatos a la presidencia del PP regional será positivo, “aunque todo lo nuevo es distinto”. “Es preferible la bicefalia a no tener ninguna cabeza”, ha proseguido con su habitual ironía, antes de asegurar que se encuentra en un estado “espléndido”.

 

Por último, Juan Vicente Herrera, que ha anunciado su comparecencia la próxima semana defiende que seguirá trabajando “como hasta ahora” por los ciudadanos de Castilla y León e insiste en que su salida es un proceso “natural”, que “tocaba”.