Hernández Herrero valora la rapidez y coordinación en el operativo para la extinción del incendio de El Arenal

Imagen de la reunión que han mantenido la Junta y el Gobierno. Foto: Nicolás García.

El fuego que ha afectado hasta en dos ocasiones a la localidad ha sido perimetrado en 60 hectáreas de superficie quemada

Esta mañana ha tenido lugar una reunión de valoración de los incendios de Gavilanes y de El Arenal en la Subdelegación del Gobierno en Ávila, entre representantes de la Junta de Castilla y León y del Estado.

 

Tras ella, los subdelegados de dichos entes públicos han hecho balance de la asamblea en una breve declaración a los medios, comenzando Arturo Barral, subdelegado de Gobierno en Ávila.

 

Barral ha aclarado que se han valorado "los medios de los que se han dispuesto, los tiempos de respuesta, las actuaciones de los alcaldes, las posibles consecuencias y causantes de los incendios y cómo mejorar la coordinación que hemos tenido ambas administraciones en estos sucesos".

 

Arturo aclara que "el fuego de Gavilanes no fue intencionado, se produjo por un accidente, pero sí estamos estudiando la posibilidad de que el de El Arenal fuera provocado", y por ello "no se ha producido ninguna detención, a pesar de lo que se difundió por las redes, pero sí se ha llamado a declarar a cuatro o cinco posibles testigos, todos ellos vecinos de la zona".

 

Con respecto a los tiempos de respuesta de los operativos del Estado, Barral considera que "han sido muy breves y adecuados, dado que menos de media hora después de detectarse el incendio de Gavilanes las BRIF de la Iglesuela y del Puerto del Pico ya salieron hacia la zona afectada".

 

Acto seguido José Francisco Hernández Herrero, delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, ha afirmado que esta reunión "no solo ha servido para revisar los incendios sucedidos, sino para poder prevenir próximos fuegos que, por desgracia, muy probablemente se producirán más en este verano", además de que en ella "se ha analizado si podemos mejorar los procesos que siguen los equipos técnicos que han intervenido en los incendios, y no porque hayan funcionado mal, sino porque es nuestra obligación como servicio público".

 

Hernández Herrero ha aclarado que "las decisiones dentro de un fuego se toman por medio de un director de extinción, y estas han sido absolutamente razonadas, teniendo en cuenta varios factores: que no afecte a la población civil (Lo más prioritario), que no por tener más medios se aumenta la eficacia, la orografía del terreno, la dirección del viento y la preservación del patrimonio natural".

 

En general, el delegado territorial considera que "la actuación de nuestros operativos en los incendios de Gavilanes y El Arenal fue extraordinaria", dado que "en total han trabajado 18 medios aéreos en ambos incendios, lo cual sin duda ha ayudado a que el fuego de El Arenal haya sido de dimensiones pequeñas si lo comparamos con lo extenso que podría haberse convertido".

 

Para acabar, José Francisco ha confirmado que "el segundo incendio de El Arenal fue, con casi total seguridad, intencionado, pero fue extinguido en un tiempo récord", y que en los próximos días "hemos propiciado una reunión con los alcaldes de los municipios afectados para hacer balance al igual que hemos hecho hoy".