¡Hay que guardar la distancia de seguridad!