Gredos dispondrá de un Plan Rector esta legislatura tras aprobarse una iniciativa del PSOE

Miguel Hernández, procurador del PSOE por la provincia de Ávila en las Cortes de Castilla y León.

La PNL defendida por el procurador socialista autonómico Miguel Hernández advertía del perjuicio que supone para los municipios del entorno no contar con dicho Plan.

El Parque Regional Sierra de Gredos contará antes de que acabe la presente legislatura con un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) según el compromiso arrancado a la Junta de Castilla y León por el procurador del PSOE de Ávila Miguel Hernández, quien ha defendido en este sentido una Proposición no de Ley (PNL) que finalmente ha sido aprobada.

 

El parlamentario abulense ha lamentado la desidia de la Consejería de Medio Ambiente en la elaboración del PRUG de Gredos, que acumula un retraso de más de veinte años. Según ha significado, la insistencia del PSOE en este asunto, con diversas iniciativas presentadas a lo largo de estos años, ha conseguido con esta última PNL el compromiso de la Junta para dotar a Gredos de esta norma de planificación.

 

Conforme al texto de la iniciativa socialista que ha salido adelante, las Cortes de Castilla y León instan a la Junta de Castilla y León a iniciar los trámites oportunos para, en cumplimiento de lo establecido en la Disposición Final Segunda de la Ley 3/1996 de 20 de Junio de Declaración del Parque Regional de la Sierra de Gredos, aprobar el Plan de Uso y Gestión del Parque Regional.

 

Activo medioambiental

 

No obstante, Miguel Hernández ha adelantado que el Grupo Socialista estará vigilante para que el Gobierno de Castilla y León cumpla con lo aprobado en el Parlamento Autonómico porque el medio ambiente de Ávila, y en particular la Sierra de Gredos, constituye un activo para el desarrollo de la provincia abulense que no merece el desinterés demostrado por la Junta durante estos dos últimas décadas.

 

El procurador abulense del PSOE ha subrayado que el PRUG es un instrumento de "vital importancia" para asegurar el mantenimiento y conservación del Parque Regional, en el que además es obligado contar con la opinión y sugerencias de las entidades locales, para que la defensa de sus intereses y el respeto a sus tradiciones se adapten a la normativa.

Noticias relacionadas