Golpe de autoridad del Sevilla ante el Barça para tomar ventaja en la semifinal de Copa
Cyl dots mini

Golpe de autoridad del Sevilla ante el Barça para tomar ventaja en la semifinal de Copa

El equipo andaluz aprovechó dos llegadas para plantarse en el partido de vuelta con una ventaja importante (2-0).

SEVILLA C.F.

Bounou, Escudero (Munir, min. 68), Jules Koundé, Diego Carlos, Aleix Vidal, Alejandro Gómez (Rekik, min. 68), Rakitic, Joan Jordán (Gudelj, min. 79), Suso (Óliver Torres, min. 81), Fernando y Youssef En-Nesyri (Luuk de Jong, min. 68)

 

FC BARCELONA:

Ter Stegen, Alba, Umtiti, Óscar Mingueza, Júnior Firpo, Busquets, Frenkie De Jong, Pedri, Messi, Ousmane Dembélé y Griezmann

 

GOLES:

1-0 min. 24: Jules Koundé. 2-0 min. 84: Rakitic.


ÁRBITRO: Mateo Lahoz. Amonestó a Alba (min. 45), Joan Jordán (min. 63), Escudero (min. 65) y Aleix Vidal (min. 83)

El Sevilla FC dio el primer paso para estar en la final de Copa del Rey después de vencer (2-0) al Barça este miércoles en la ida de semifinales celebrada en el Sánchez-Pizjuán, gracias a los goles de Koundé y Rakitic, quien dobló la renta local en el minuto 85.

 

Sin la puntería necesaria -una losa que carga el Barça desde hace tiempo-, el Sevilla tomó la alternativa y no falló. Fue Koundé, un central que puede hacer las veces de medio y hasta de ariete. Como en esa incorporación en la que dribló a Griezmann y a Umtiti -muy errático- para pisar área y soltar un latigazo fuera del alcance de Ter Stegen pero dentro de los tres palos. Gol y primera ventaja para el Sevilla.

 

El Barcelona quiso poner una marcha más tras el descanso y casi lo consigue porque Bono sacó una mano milagrosa tras un remate ajustado de Messi, también una manopla a tiempo cuando Dembélé sorprendió con un córner que pretendía ser un gol directo. Lopetegui decidió dar aire y oxígeno a su equipo con un triple cambio (la banda izquierda nueva y la punta también). Suficiente para mantener el ritmo, para correr de área a área y desdibujar a un Barcelona que lo intentó pero se quedó con las ganas, extrañamente sin cambios en el once hasta que al duelo le quedaron 10 minutos. No llegó a tiempo el equipo de Koeman, que se complica la Copa con el gol posterto de Rakitic para apelar a la épica en un vacío Camp Nou.

 

Messi, con 37 goles en 40 partidos ante el Sevilla, no agrandó ese idilio aunque fue quien más lo intentó, ni siquiera en una falta muy propicia en el último minuto que terminó de encumbrar a Bono. La buena racha del Sevilla aumentó a costa de la azulgrana, con la vuelta dentro de tres semanas en el Camp Nou para decidir el rival de Athletic Club o Levante en la final copera.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: