Gil Tamayo pide a los sacerdotes abulenses oraciones contra el "daño" que está provocando la sequía

José María Gil Tamayo, obispo de Ávila. (Foto: Archivo).

El obispo de Ávila también reza para que llegue la lluvia.

El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, ha llamado a los sacerdotes de la Diócesis para que realicen oraciones ante el "daño" que está produciendo la sequía en Ávila.

 

El prelado ha enviado una carta a todos los sacerdotes en la que solicita que "se intensifique" la oración de los fieles en todas las comunidades de la Diócesis para que el Señor "que tenga piedad del sufrimiento de su pueblo" y conceda la lluvia, "tan necesaria para las personas, los campos y los animales".

 

"En estos días, más que nunca, nos estamos dando cuenta de que el agua es algo esencial para nosotros como seres humanos. Nuestra dependencia del agua demuestra hasta qué punto somos parte de la Creación, y dependemos del Creador, y que la Creación es parte de nosotros", dice la carta.

 

El obispo también ha pedido que, "atendiendo a la gravedad del problema de la sequía", se realice una novena en el Santuario diocesano de Nuestra Señora de Sonsoles para pedir la lluvia, y a la que invita a unirse espiritualmente a todos los fieles de la diócesis los días 27 y 28 de agosto.