Gil Tamayo, nuevo obispo de Ávila
Cyl dots mini

Gil Tamayo, nuevo obispo de Ávila

En la imagen el obispo emérito Jesús García Burillo. / Imagen: BD

Jesús García Burillo, ha anunciado a través de un comunicado de la Santa Sede, el nombramiento del nuevo prelado de la Iglesia en la ciudad.

Natural de Badajoz, José María Gil Tamayo (05/05/1957), era el actual Secretario General de la Conferencia Episcopal Española desde el año 2013. Gil Tamayo ingresó en el seminario y realizó los estudios sacerdotales lincenciándose más tarde en Estudios Eclesiásticos en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, una de la que también es licenciado en Ciencias de la Información. Fue ordenado en el año 1980, siendo perteneciente  también al Opus Dei -la que fuera fundada por Josemaría Escrivá de Balaguer-, así como al clero de la archidiócesis de Mérida (Badajoz).

 

Con 61 años, ha desarrollado su labor pastoral en pueblos pertenecientes a su diócesis como párroco, además de haber sido vicario parroquial y profesor de Religión. Ha sido director del Secretariado de la Comisión de Medios de Comunicación y hasta el año 2016 también ha sido consultor del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales; desde el año 2013 ha sido el secretario general y portavoz de la CEE y también ha sido profesor del título de postgrado de Experto en Comunicación en la Universidad Pontificia de Salamanca y de la Diplomatura en Comunicación Social.

 

El nuevo obispo que ya ha recibido la enhorabuena por parte de las Instituciones Eclesiásticas será ordenado el próximo día 15 de diciembre en la Catedral de Cristo Salvador de Ávila.

 

15 años al frente de la diócesis abulense

 

Habiendo cursado sus estudios eclesiásticos en la ciudad de Valladolid, y en Madrid, fue preconizado obispo auxiliar en el año 1988 en Orihuela (Alicante); tras recibir en el año 2003 la ordenación episcopal, fue nombrado por el Papa Juan Pablo II Obispo de Ávila, posesión que tomaba en la Catedral de Cristo Salvador y que ha ejercido hasta el momento con la máxima de las alegrías.

 

García Burillo es además miembro de la Comisión Episcopal para el Patrimonio Cultura desde el mes de marzo del año 2017 -cargo que espera seguir desempeñando- y también ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral (1999-2000), de Relaciones Interconfesionales (1999-2005), del Clero (2005-2008), de Doctrina de la Fe (2008-2009) y para la Vida Consagrada (2008-2009).

 

Caminemos alegres, sirviendo

 

El Administrados Apostólico Jesú García Burillo, ha hecho balnace de los años al frente del obispado abulense y ha señalado que "no soy quien para juzgarme a mí mismo". Ha querido señalar que este Año Jubilar Teresiano "ha sido un regalo grande que el señor le ha hecho a la Diócesis" y ha asegurado que "lo importante gira en torno la figura de La Santa". Ha señalado también que la Iglesia de Ávila se encuentra en "un nuevo proceso" en el que además debemos "seguir caminando alegres, sirviendo", y en el que se debe poner atención en la pastoral y ha apelado a la necesidad de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. 

 

Ante su futuro, ha señalado que tal vez sea más tranquilo: "Un obispo emérito creo que ya no tiene tantas preocupaciones ni tantos trabajos". Haciendo gala de su buen humor, ha agradecido la acogida que le ha hecho la Diócesis de Ávila, así como sus habitantes, desde el primer día y ha dejado clara su plena disponibilidad de ayudar en lo que pueda y se le permita.