Gil Tamayo anima a vivir esta Semana Santa como "una oportunidad de reforzar su verdadero sentido celebrativo"
Cyl dots mini

Gil Tamayo anima a vivir esta Semana Santa como "una oportunidad de reforzar su verdadero sentido celebrativo"

José María Gil Tamayo, obispo de Ávila.

En su opinión, este año cobra más sentido si cabe la expresión popular “la procesión va por dentro”

El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, animó hoy a vivir esta Semana Santa como una oportunidad para reforzar con la oración su "verdadero sentido celebrativo", ya que consideró que por la pandemia del COVID-19 "la procesión va por dentro". Es el mensaje que ha compartido este Viernes de Dolores y que puede verse en el canal de Youtube de la Diócesis.

 

En él, Gil Tamayo señaló que este 2021 invita a acudir al interior de los templos, “verdaderos y bellos espacios de lo sagrado", para celebrar de manera "activa y consciente" la actualización del Misterio Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

 

En su opinión, este año cobra más sentido si cabe la expresión popular “la procesión va por dentro”. Un sentido más profundo, “aparte de literal, por las medidas de prevención de la pandemia del COVID-19, que tanto sufrimiento y muerte está acarreando en el mundo entero y en nuestro entorno más cercano, en tantos muertos, familiares y amigos nuestros muchos de ellos”. 

 

A su juicio este año de pandemia está siendo “verdadera pasión y cruz, reflejado en quienes han padecido este flagelo y en sus familias". "Las sobrias y a la vez bellísimas imágenes procesionales de nuestros cristos y vírgenes dolorosas expresan en sus benditos rostros esta Semana Santa más que nunca el dolor de nuestro pueblo: el de los cientos y cientos de miles de enfermos y muertos, próximos y lejanos, y de sus familias, así como los de la pobreza sobrevenida en millones de personas y colectivos profesionales”.

 

Un sufrimiento que aseguró se entiende de manera especial desde la fe cristiana. “Desde el peculiar sentido de fe de nuestro pueblo creyente abulense, como supieron hacerlo nuestros mayores. Este sufrimiento compartido –para un cristiano redentor- lo unimos al inmenso, universal y salvífico de Cristo, el Hijo de Dios hecho hombre, que nos redimió en la Cruz y resucitó para nuestra justificación”.

 

En su mensaje, el obispo abulense invitó de manera especial a los fieles a “recuperar de una manera más firme y asidua", como tan vivieron los mayores, la recepción del sacramento de la Penitencia, como signo de conversión, pero también a vivir estos momentos como una verdadera Pascua de fraternidad, que en su opinión se debe concretar en la ayuda a través de Cáritas con los más necesitados y pobres que han aumentado con la pandemia del COVID-19. 

 

"Así lo han hecho y hace tanta gente buena maravillosa de nuestra sociedad que, en medio de esta pandemia, con su trabajo y entrega heroica y está siendo una verdadera esperanza y ejemplo para todos”. Finalmente, termina su alocución con el convencimiento de que, con la ayuda de Dios y de la Santísima Virgen se vencerá "unidos" esta pandemia.