Actualizado 00:02 CET Versión escritorio
Avila

Garcinuez se sigue postulando como la opción válida para “salvar Elgorriaga”

Tras los útimos acontecimientos surgidos alrededor de la fábrica de Elgorriaga en Ávila, David Cacho, director general de la empresa Garcinuez, ubicada en Peñaranda de Bracamonte, y una de las candidatas “aptas” para la Junta, ha manifestado a Tribuna Ávila el interés que siguen manteniendo por la factoría galletera abulense, que “estaría avalada por una gestión que garantizaría el mantenimiento de puestos de trabajo, así como el pago de las deudas y las nominas, y la ampliación de la fábrica”.

Publicado el 24.11.2015

El pasado 20 de noviembre la Junta anunciaba a través de un comunicado que ejecutará las deudas pendientes de Elgorriaga al no haber acudido a firmar los propietarios, Mercedes Morán y Luis Presa, la venta a Tartalia, con la que habían rubricado un preacuerdo, y deshacerse del paquete mayoritario de acciones al vendérselo a Distribuciones Gaher.


Ante esta situación que deja a los trabajadores de Elgorriaga en la cuerda floja y la posibilidad de cierre de la factoría encima de la mesa, la empresa Garcinuez, ubicada en Peñaranda de Bracamonte y dedicada al sector galletero, vuelve abrir las puertas hacia la negociación, postulándose como la garante del mantenimiento de los puestos de trabajo y la ampliación de la fábrica en la capital abulense.

 


David Cacho, director general de Garcinuez, en declaraciones realizadas a Tribuna Ávila, ha querido dar a conocer que “aún existe una solución para salvar Elgorriaga: Garcinuez”.

 

“Nuestra empresa ya fue declarada por la Junta de Castilla y León como apta para la adquisición de la factoría abulense, ya que garantizamos los puestos de trabajo, el pago de las deudas y las nóminas y la ampliación de la fábrica y la facturación”, ha manifestado Cacho, quien no entiende “cómo se ha descartado una opción como la de Garcinuez que fortalecería el sector galletero por y para Castilla y León, ya que compartimos el mismo segmento de mercado con productos que se complementarían a la perfección, con una gran facturación que se quedaría en la Región y más de 150 empleados, en una negociación que ha estado llena de indecisiones u oportunismos de los agentes implicados”.

 

Con estas palabras, David Cacho deja la puerta abierta tanto a la Junta de Castilla y León como a los propietarios de Elgorriaga sobre la oferta que ya realizó Garcinuez en su momento.

Noticias relacionadas