García lamenta que el retraso en la desescalada no tenga el cuenta "los buenos datos" y el "esfuerzo" de los abulenses
Cyl dots mini

García lamenta que el retraso en la desescalada no tenga el cuenta "los buenos datos" y el "esfuerzo" de los abulenses

Carlos García, presidente de la Diputación de Ávila. (Foto: Carlos Jiménez).

Reacción del presidente de la Diputación de Ávila tras la decisión anunciada por la Junta de Castilla y León.

A raíz de las decisiones tomadas este lunes por el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León sobre la relajación de restricciones relacionadas con la COVID-19, el presidente de la Diputación, Carlos García, muestra su contrariedad porque “Ávila tenga que esperar una semana más a abrir negocios declarados no esenciales cuando los datos de ocupación de la UCI hablan por sí solos acerca del esfuerzo que está haciendo la sociedad abulense por doblegar esta tercera ola de la pandemia”.

 

García destaca que “la provincia está trece puntos porcentuales por debajo del umbral establecido hoy por la autoridad sanitaria para comenzar la desescalada a partir del próximo lunes. No hablamos de un dos o de un cinco por ciento. Si en otras ocasiones la reapertura se ha hecho por provincias, no veo por qué ahora no ha podido ser así”.

 

En cualquier caso, el presidente ha puesto de manifiesto “el titánico esfuerzo de la sociedad y de colectivos concretos, de sectores económicos afectadísimos por la pandemia, que llevan un año de responsabilidad total, acatando todas las normas y atendiendo cada recomendación” y ha deseado que “por fin, el próximo lunes se produzca la relajación de las medidas para que los negocios puedan volver a funcionar, siempre pensando en que lo primero es la vida, pero también que la vida depende en buena medida, tras la salud, de la economía.