Galérida Ornitólogos solicita el primer Catálogo de Árboles Singulares de Interés Local de Arévalo

Con el objetivo de conservar y proteger adecuadamente aquellos árboles y arbustos con real interés botánico y etnográfico.

El Grupo de Estudios Ambientales de La Moraña y Tierra de Arévalo 'Galérida Ornitólogos' ha presentado un escrito en el registro del Ayuntamiento de Arévalo a través del cual se solicita el debate y aprobación en pleno corporativo de la propuesta de declaración del primer Catálogo de Árboles, Arboledas y Conjuntos Arbóreos Singulares de Interés Local del municipio.

 

En el mismo escrito se solicita la incorporación de tres anexos a la Ordenanza Municipal Reguladora de Parques y Jardines vigente en la actualidad. Los anexos IV.1 y IV.2 recogerían los árboles singulares y las arboledas singulares respectivamente. En el anexo V los textos administrativos para la protección de este arbolado así como la creación del Consejo Asesor del Arbolado de Interés Local.

 

Desde Galérida Ornitólogos se manifiesta la importancia de esta iniciativa, que tiene el objetivo de conservar y proteger adecuadamente aquellos árboles y arbustos con real interés botánico y etnográfico siendo, a su juicio, elementos vegetales que forman parte del Patrimonio Cultural de la ciudad de Arévalo.

 

En Arévalo existe una interesante variedad de especies arbóreas autóctonas como consecuencia de los diferentes e interrelacionados ecosistemas presentes. Su territorio geográfico se sitúa en una encrucijada natural entre dos ríos, Adaja y Arevalillo, los cuales han determinado el perfil de sustratos geológicos a lo largo de miles de años entre ambas cuencas.

 

Además, las diversas manifestaciones del Terciario, desde la arcilla hasta la caliza, o del Cuaternario con los depósitos dunares silíceos, han ido conformando un abanico de variables ambientales que permite poseer un singular elenco de especies de flora vascular, arbustiva y arbórea. También la altitud en relación al nivel del mar y su clima continental determinan la temperatura, las precipitaciones y la habitabilidad de las especies, sin olvidar, la introducción de algunas especies en el entramado urbano que, con el paso del tiempo, se han ido incorporando al paisaje cotidiano más cercano quedando presentes en las calles y paseos de nuestra ciudad y entorno rural.

 

El municipio de Arévalo y su término municipal, por estas características ambientales e históricas, ha visto favorecida la existencia de una gran biodiversidad de especies vegetales autóctonas y alóctonas. Este conjunto de hechos ha facilitado que en el medio natural, forestal, agrícola y urbano existan árboles y arboledas que por sus características excepcionales de tipo científico, histórico, cultural y social, es decir por su etnografía, presentan un gran valor e interés Local.

 

Cedros del Líbano, Cipreses, Pinos piñoneros, Tejos, Álamos, Chopos lombardos, Fresnos, Plátanos o algún frutal excepcional son algunos de los ejemplares que estan incorporando a este catálogo. Conjuntos singulares de coníferas variadas, vestigios de paisajes naturales como la zona de Amaya, riberas de Machín o los propios doseles arbóreos del paseo fluvial del río Arevalillo, los lienzos arbóreos que se han ido formando a lo largo del cauce del río Adaja, entre otros, también forman parte de esta iniciativa natural.

 

Desde Galérida Ornitólogos consideran que el Ayuntamiento de Arévalo tiene herramientas legales suficientes para iniciar actividades que desemboquen en una propuesta de protección y conservación eficaz, teniendo en cuenta, además, la propiedad pública de algunos de los árboles y arboledas que se proponen.