Firmado el manifiesto en contra de implantar un impuesto especial que perjudicaría gravemente al sector remolachero-azucarero

Castilla y León produce el 70 % de la remolacha y el 85 % del azúcar nacional, dando empleo a cerca de 6.000 personas, principalmente, en las zonas rurales.

Coincidiendo con la recta final de la campaña de remolacha de este año, y ante la subida de impuestos sobre las bebidas azucaradas, que prevé el Gobierno de España, el sector remolachero se ha mostrado totalmente en contra de esta decisión. Por este motivo, la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, ASAJA y el resto de organizaciones profesionales agrarias, las cooperativas agroalimentarias, la industria azucarera y la  patronal regional,  han firmado un manifiesto a través del cual muestran su rechazo a la propuesta del Gobierno de la nación de incorporar un impuesto especial a las bebidas carbonatadas y azucaradas, y solicitando su retirada.

 

No entienden que una medida recaudatoria sea la única vía para conseguir la reducción de consumos abusivos y favorecer hábitos de vida y alimentación saludables.

 

Gravar fiscalmente el consumo de bebidas azucaradas perjudicaría gravemente a uno de los sectores agrícolas más importantes para la economía y el empleo de la región.  El 85 % del azúcar nacional se produce en Castilla y León, y El 70 % de la remolacha española se cultiva en los campos de la región, incluidos los de la provincia de Ávila, dando trabajo a cerca de 6.000 personas entre empleos directos e indirectos.

Documentos relacionados