FIFA y LaLiga muestran su rechazo a la creación de la nueva Superliga europea
Cyl dots mini

FIFA y LaLiga muestran su rechazo a la creación de la nueva Superliga europea

La nueva propuesta de competición europea según ellos  no es más que un planteamiento egoísta diseñado para enriquecer aún más a los más ricos

LaLiga ha condenado "enérgicamente" la nueva Superliga europea, al considerarla una "competición europea secesionista y elitista" que "ataca los principios de la competitividad abierta y del mérito deportivo", añadiendo que se trata de "un planteamiento egoísta diseñado para enriquecer aún más a los más ricos".

 

"LaLiga condena enérgicamente la propuesta anunciada de creación de una competición europea secesionista y elitista, que ataca los principios de la competitividad abierta y del mérito deportivo que ocupan lo más profundo del ecosistema del fútbol nacional y europeo", lamentó la competición en un comunicado.

 

En este sentido, apuntó que "la nueva propuesta de competición europea no es más que un planteamiento egoísta diseñado para enriquecer aún más a los más ricos". "Socavará el atractivo de todo el juego y tendrá un impacto profundamente perjudicial para el futuro inmediato de LaLiga, de los clubes que la componen y de todo el ecosistema futbolístico", expuso.

 

De igual modo, LaLiga avisó de que la Superliga "impactará también en el resto de los deportes a los que, en la actual temporada, LaLiga aporta más de 126 millones de euros ya que pone en peligro el sistema de contribuciones aprobado en el Pacto de Viana".

 

"Utilizaremos todas las herramientas a nuestra disposición y trabajaremos con todas las partes implicadas para defender la integridad y el futuro del fútbol español en el mejor interés del juego", advirtió el organismo presidido por Javier Tebas.

 

COMPETICIÓN SEPARATISTA Y CERRADA
 

La FIFA ha mostrado este lunes su rechazo a la creación de la Superliga europea, una competición "separatista y cerrada" que no respeta los principio de "solidaridad, inclusión, integridad y redistribución económica", y ha pedido a todas las partes implicadas que mantengan "un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado" por "el bien del fútbol".

 

"La FIFA desea aclarar que se mantiene firme en favor de la solidaridad en el fútbol y de un modelo de redistribución equitativa que pueda contribuir al desarrollo del fútbol como deporte, especialmente a nivel mundial. El desarrollo el fútbol mundial es la misión principal de la FIFA", señaló en un comunicado.

 

Previamente al ununcio de la creación de esta competición, la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), LaLiga, la Federación Inglesa de Fútbol (FA), la Premier League, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A criticaron el "cínico proyecto" de creación de la Superliga europea, que según ellos solo busca "el interés propio de unos pocos" en un momento en el que es imprescindible "la solidaridad", y anunciaban que tomarían "medidas" si se llevase a cabo.

 

El organismo rector del fútbol mundial explicó que cualquier competición debe regirse por "los principios básicos de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución económica equitativa". "Además, los órganos rectores del fútbol deberían emplear todos los medios legales, deportivos y diplomáticos para garantizar que esto siga siendo así", subrayó. "En este contexto, la FIFA solo puede expresar su desaprobación a una liga separatista europea cerrada fuera de las estructuras futbolísticas internacionales y sin respetar los principios antes mencionados", añadió.

 

"La FIFA siempre defiende la unidad en el fútbol mundial y pide a todas las partes involucradas en debates acalorados que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del deporte y con un espíritu de solidaridad y juego limpio. La FIFA, por supuesto, hará todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado hacia los intereses generales del fútbol", concluyó.