¿Falta de deseo sexual? No culpes al anticonceptivo

Deseo sexual GETTY//SIMONKR

El hallazgo más significativo del estudio es que no es el tipo de anticonceptivo lo que hace variar la libido de las mujeres, sino la calidad de su relación afectiva, de su salud y de la atracción hacia su compañero.
 

Un nuevo estudio realizado por un equipo de científicos estadounidenses ha llegado a la conclusión de que, en contra de lo que se lleva años pensando, los efectos secundarios de los anticonceptivos no son culpables de la falta de deseo sexual, sino que son las circunstancias personales de la pareja las que afectan a la libido de las mujeres.

 

La investigación, que ha sido realizada por un equipo de investigadores de salud sexual de las Universidades de Kentucky y de Indiana (EE.UU) y publicada en la revista 'The Journal of Sexual Medicine', describe dos análisis llevados a cabo para tratar de desvelar la influencia de los anticonceptivos en las relaciones de pareja.

 

La doctora Kristen Mark, quien lidera la investigación, explica que uno de los análisis se centró en el impacto de anticonceptivos --tanto hormonales como de otro tipo-- sobre el deseo de las parejas tras diferentes años de relación, mientras el otro puso el foco en relaciones heterosexuales de larga duración. Mientras que la herramienta 'Sexual Desire Inventory' sirvió a los investigadores para medir el deseo sexual de 900 personas en varias circunstancias.

 

"Queríamos comprender el vínculo entre el deseo y la elección de anticonceptivos, especialmente en el contexto de las relaciones a largo plazo. La mayoría de la investigación no se centra en parejas o personas en relaciones a largo plazo, pero muchos usuarios de anticonceptivos están en relaciones monógamas a largo plazo, por lo que este es un grupo importante estudiar", destaca la experta en el artículo de la plataforma Elsevier Connect 'Low Libido? Don't blame your contraceptive.

 

Los resultados mostraron diferencias significativas en el modo en que los anticonceptivos afectaban al deseo sexual de las mujeres tanto fuera de una relación estable como en pareja. El hallazgo más significativo del estudio es que no es el tipo de anticonceptivo lo que hace variar la libido de las mujeres, sino la calidad de su relación afectiva, de su salud y de la atracción hacia su compañero.

 

"De forma lógica, utilizando un método anticonceptivo fiable, la mujer se siente más libre para expresarse sexualmente", relata la investigadora que reconoce que asumían en un principio que el mismo esquema seguiría para los hombres, sin embargo la investigación mostró que la misma lógica no afecta al deseo sexual de los varones.

 

Para ellos, el deseo sexual desciende en el tiempo de manera proporcional a su edad y a la duración de la relación. Estos resultados chocan frontalmente con anteriores conclusiones que sugerían que los hombres en pareja experimentaban mayor deseo sexual si su pareja tomaba anticonceptivos.