Fallece un usuario en un autobús que cubría la línea Ávila-Madrid

Estación de autobuses de Ávila. (Foto: Archivo).

La Paltaforma por el Abono E denuncia la falta de desfibriladores, mientras que la empresa concesionaria del mismo, asegura la existencia de los mismos en los vehículos.

El fallecimiento de un usuario en el autobús que cubría la línea Ávila-Madrid en la mañana de este miércoles ha vuelto a poner el foco de atención sobre este servicio.

 

La portavoz de la Plataforma por el Abono E en Ávila, Marta García Cruz, ha hecho llegar una carta abierta a Tribuna Ávila en la que denunciaba que "M. A. P. viajaba esta mañana en el autobús que sale de Ávila a las 6,40 de la mañana cuando se ha desvanecido", indicando que "según los compañeros que viajaban con él, ha sido supuestamente víctima de un infarto".

 

A pesar de que todavía no se haya determinado el motivo del fallecimiento, desde la plataforma abulense denuncian que "el autobús en el que viajaba, no llevaba desfibrilador como figura en contrato y había que esperar a que llegase el posterior que al parecer sí lo llevaba".

 

"No sabemos si el desfribilador le hubiera salvado la vida, pero está claro que hubiera sido un punto a su favor para esta salvación y desde aquí, denunciamos públicamente que los autobuses en los que viajamos carecen de desfibriladores en su mayoría y el personal de la empresa concesionaria no sabe hacer uso de ellos, como han demostrado por segunda vez en escasos meses", añaden en su comunicado.

 

La carta abierta finaliza señalando que "lamentamos enormemente la pérdida, hacemos llegar a toda su familia nuestras más sinceras condolencias, y esperamos que no vuelva a sucederle a nadie que tiene que exponer la vida en la carretera cada día para poder ganarse su sustento el hecho de no contar con las medidas necesarias para poder garantizar su seguridad".

 

Por otro lado, este medio se ha puesto en contacto con la empresa Jiménez Dorado, concesionaria del servicio, y han incidido en que el autobús en el que se ha producido el fallecimiento de esta persona "" contaba con un desfibrilador pero "el conductor no es un médico". En este sentido, desde Jiménez Dorado han señalado que los conductores tienen formación para utilizar este tipo aparato pero han asegurado que no saben si "ha sido un infarto" o el fallecimiento se ha producido por "cualquier otro motivo".