Fallece el sacerdote diocesano Bernardino Jiménez

Fotografía del sacerdote

La celebración de Exequias será mañana miércoles 24 de agosto a las 10:00 horas.

Ayer lunes por la noche falleció el sacerdote diocesano Bernardino Jiménez Jiménez, a los 92 años de edad. Natural de Gallegos de Solmirón (Salamanca), estudió en el Seminario de Ávila para ser ordenado sacerdote en 1949 por el obispo Santos Moro Briz. Nada más entrar en el presbiterio diocesano, fue nombrado primero regente de El Tejado y encargado de Solosancho, y más tarde ecónomo de Palacios Rubios y Encargado de Magazos.

 

Muy pronto empezó su vinculación con la formación y las vocaciones, cuando en junio de 1950 le nombran superior y profesor del Seminario Menor de Arenas de San Pedro. Allí pasó más de una década, llegando a ejercer como Vicerrector y Prefecto de Disciplina. A mitad de los años 70 llega a Ávila capital para ser nombrado capellán titular de la entonces residencia sanitaria Nuestra Señora de Sonsoles. Y comienza también su trabajo en el Archivo Diocesano, primero como archivero, y más tarde como auxiliar.

 

Su velatorio se encuentra en el tanatorio de Antonio Álvarez, en Ávila capital. La celebración de Exequias será mañana miércoles 24 de agosto a las 10:00 horas en la parroquia de la Sagrada Familia.  A continuación, será trasadado a Gallegos de Solmirón, su pueblo natal, donde recibirá cristiana sepultura en torno a las 12:30. Agradecemos al Señor su vida y su ministerio sacerdotal, a la vez que pedimos, unidos a su familia, su eterno descanso. Que el Buen Pastor le lleve sobre sus hombros a la gloria de su Hogar.