Faema recibe 10.000 euros para la contratación de personas desempleadas
Cyl dots mini

Faema recibe 10.000 euros para la contratación de personas desempleadas

Son subvenciones para la contratación temporal de personas desempleadas y de personas beneficiarias de la Renta Garantizada de ciudadanía, dirigida a entidades sin ánimo de lucro, para la realización de obras y servicios de interés general y social.

Gracias al apoyo de la Junta de Castilla y León a través del Servicio Público de Empleo y cofinanciadas por el Fondo Social Europeo, Faema ha podido llevar a cabo el proyecto 'Terapias Alternativas'. Son subvenciones para la contratación temporal de personas desempleadas y de personas beneficiarias de la Renta Garantizada de ciudadanía, dirigida a entidades sin ánimo de lucro, para la realización de obras y servicios de interés general y social.

 

Faema ha contratado a una persona durante siete  meses, en categoría de oficial de segunda de oficios. “Ha sido un placer el poder ofrecer una oportunidad laboral a una persona mayor de 45 años y parado de larga duración, debido a que a mayor edad se van cerrando más puertas a nivel laboral”, señala Inmaculada Pose, Directora General de la entidad.

 

La persona contratada ha desempeñado diferentes acciones que ha servido para complementar el día a día de la entidad como era la necesidad de trabajar en zonas ajardinadas del Centro de Día “El Cobijo”. Un objetivo fundamental es que las personas que acuden a este centro puedan disfrutar de este espacio y, por otro lado, aquellas personas que lo deseen podrán participar en el cuidado de las plantas y árboles frutales que se han sembrado.

 

Fusionar huerto, árboles y flores resulta una terapia alternativa muy saludable para las personas con problemas de salud mental. Además, desde Faema aseguran que se ha conseguido tener un jardín "estupendo", con árboles frutales, construir una zona de petanca y de juegos tradicionales. "Hemos cumplido con las orientaciones de nuestro Plan de Igualdad, que era contratar a más hombres, porque mayoritariamente contamos como más mujeres y se producía un desequilibrio".

 

La persona contratada ha demostrado tener competencias en albañilería, jardinería y  electricidad principalmente, además de don de gentes y saber tratar a personas con capacidades diferentes. “La evaluación del programa ha sido muy positivo y queda demostrado que las capacidades se tienen en todas las edades” añade Inmaculada Pose.

 

Desde FAEMA  animan a otras asociaciones que soliciten este tipo de ayudas porque favorece el empleo de personas mayores de 45 años y parados de larga duración  y, además, se mejoran los servicios que tienen las entidades sin ánimo de lucro.