FAEMA cuida a niños confinados como consecuencia de la pandemia
Cyl dots mini

FAEMA cuida a niños confinados como consecuencia de la pandemia

Mario con la monitora de FAEMA.

Gracias al chaque servicio de la Junta de Castilla y León.

Durante la pasada semana, Faema ha cuidado a Mario un niño de 4 años del Colegio Pablo VI que su clase ha tenido que permanecer en aislamiento preventivo.

 

Esta ayuda ha sido posible dentro del Plan de Conciliación de la Junta de Castilla y León dirigido a niños menores de 12 años donde los requisitos principales es que ambos progenitores trabajen en horario escolar y su capacidad económica del 2019 no haya superado los 40.000 €.

 

Los trámites son muy sencillos, se ponen en contacto con la entidad y Faema les apoyan tanto en la tramitación de la ayuda como en su justificación, en colaboración con los Ceas del Ayuntamiento de Ávila o de la Diputación Provincial en función de donde resida el menor.

 

Una vez se conoce que la PCR del menor es negativo y se comprueba que los padres cumplen los requisitos, Faema contrata un monitor para que atienda en el domicilio al menor que tiene que estar en cuarentena.

 

Una vez finalizado la prestación del servicio y se justifica el pago del mismo, la Junta de Castilla y León abonará la totalidad del gasto.

 

Chque Servicio

 

Las familias pueden solicitar más información en la página web de la Junta de Castilla y León, en su CEAS correspondiente o en Faema que es una de las entidades prestadora de este programa, a través del Cheque Servicio.

 

La madre del menor, nos trasmite la tranquilidad que ha supuesto el poder poner en marcha este programa “al principio dudamos de pedirlo porque había que tramitar diferente documentación, pero el contar con el apoyo de Faema nos dio tranquilidad”, comenta Yoli, tras indicar que “es una pena que este programa no se conozca más, seguro que habría más demanda”.

 

Inmaculada Pose, Directora General de Faema comenta “que cuando la entidad se puso al servicio de este programa, se hizo con la finalidad de ser un apoyo para los padres que trabajan y poder atender a los niños con monitores especializados. La totalidad de la ayuda es para cubrir los gatos del monitor”.

 

Por su parte, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, ha agradecido a Faema la ayuda para la prestación de este novedoso servicio: “La conciliación de la vida familiar y laboral ha sido y sigue siendo una prioridad para la Junta de Castilla y León. Debido a la situación originada por la COVID-19, ha sido necesario reforzar los distintos programas que se venían prestando e incluso crear nuevas líneas de apoyo a las familias con el fin de facilitar la atención a los menores y mayores dependientes y permitan conjugar dichos cuidados con el desempeño de la labor profesional”.

 

Faema pone al servicio de la familia de forma desinteresada su equipo técnico de administración y de trabajadores sociales para que puedan apoyar en todo lo relacionado con esta ayuda.