España vuelve al estado de alarma con la idea de alargarlo seis meses y que ampare el toque de queda de 23.00 a 6.00 horas
Cyl dots mini

España vuelve al estado de alarma con la idea de alargarlo seis meses y que ampare el toque de queda de 23.00 a 6.00 horas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno llevará al Congreso la prórroga del Estado de Alarma para los próximos 15 días pero después lo pretende prorrogar hasta abril de 2021. Las CCAA no podrán eliminar el toque de queda aunque sí adelantarlo y en Castilla y León ahora mismo está a las 22.00 horas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en rueda de prensa para explicar la decisión tomada después del Consejo de Ministros extraordinario celebrado este domingo después de que numerosas Comunidades Autónomas reclamaran de manera oficial la declaración del estado de alarma para poder tomar decisiones que limiten la movilidad y así tratar de frenar la expansión de la pandemia. El nuevo decreto aprueba una serie de medidas que serán de obligado cumplimiento en toda España a partir de las normas consensuadas en el Consejo Interterritorial de Salud, aunque las autoridades competentes para ponerlas en marcha serán los gobiernos autonómicos, que podrán modular las limitaciones.

 

Se decreta el estado de alarma para los próximos 15 días y se llevará al Congreso para conseguir su ampliación durante un periodo que llegaría a ser de seis meses de manera que no se tendría que renovar cada 15 días como sucedió en marzo. 

 

Según el texto el estado de alarma ampliarías restricciones de movilidad nocturna entre 23 y 6.00 horas lo que no sería impedimento para que algunas CCAA pudieran adelantarlo o atrasarlo según su situación. En el caso de Castilla y León lo impuso desde las 22.00 horas y la idea es que se mantenga tal y como está. 

 

Además del confinamiento nocturno, se establece la restricción de reuniones sociales y la prohibición de ir de unas comunidades autónomas a otras salvo causas justificadas como ir al trabajo o al médico.

 

Una vez aplicado el estado de alarma en todo el territorio según un texto de mínimos redactado por la vicepresidente Carmen Calvo y el ministro de Sanidad Salavador Illa, serán los presidentes de las Comunidades Autónomas los que deban decidir en cada una de ellas hasta donde llegan las limitaciones y restricciones de manera que pueden ser más 'duras' en unas zonas que en otras dependiendo de la situación sanitaria. 

 

Pedro Sánchez ha concretado que esta medida se aplicará a todo el territorio nacional a excepción de las Islas Canarias donde la situación está mucho más controlada y la incidencia es menor que en el resto de España. 

Noticias relacionadas