España se acerca al toque de queda: todos de acuerdo en el plan a falta de la fórmula jurídica
Cyl dots mini

España se acerca al toque de queda: todos de acuerdo en el plan a falta de la fórmula jurídica

El ministro de Sanidad, Salvador Illa

El Gobierno propone que se haga por vía de estado de alarma para garantizar su viabilidad jurídica ante recursos, y que sirve para aplicar confinamiento perimetrales o domiciliarios y horarios restringidos.

El Gobierno y las Comuniades Autónomas con dos únicas excepciones han llegado a un acuerdo para dar un paso más hacia el toque de queda para limitar la actividad y la movilidad nocturna que ha generado importantes brotes. Sin embargo, está por decidirse la hora y la fórmula jurídica que garantice la aplicación de este toque de queda y, por tanto, está en suspenso su puesta en marcha.

 

Ministerio de Sanidad y consejerías se reunían este jueves en un consejo interterritorial para aprobar el documento con los umbrales, indicadores y niveles para aplicar el toque de queda, que servirá para graduar la aplicación del toque de queda. El acuerdo sobre el documento es total y solo dos comunidades, Madrid y País Vasco, se han negado, pero el resto lo han aprobado junto al ministerio. Hay una clara mayoría de comunidades autónomas a favor de que este toque de queda se implemente a nivel nacional a falta de dirimir bajo qué amparo jurídico puede acometerse.


Según Europa Pres, este instrumento de toque de queda o reducción de la movilidad en horario nocturno está muy avanzado a la espera de estudiar bajo qué fórmula jurídica se puede aplicar y si es necesaria la declaración del estado de alarma para aprobarlo. Estas fuentes precisan que en todo caso no se llegará hoy a la decisión final, pero indican que hay muchas posibilidades de que haya acuerdo al respecto de este toque de queda.
 

Lo que falta es concretar dos cuestiones vitales: la hora a partir de la cual entraríamos diariamente en toque de queda y, por encima de todo, la fórmula jurídica para aplicarlo. El Gobierno propone que sea por vía de estado de alarma, lo que garantizaría que la norma es firme ante posibles recursos de tribunales o comunidades, y que permite restringir la movilidad, que es la clave de la decisión. Con el estado de alarma se podría limitar movilidad, hacer toque de queda, confinamiento perimetral o domiciliario. Sobre esta base se podría fijar entonces una hora a partir de la cual estaría prohibido permanecer en la calle, con algunas excepciones.

Noticias relacionadas