¿Es necesario leer el prospecto de los medicamentos?
Cyl dots mini

¿Es necesario leer el prospecto de los medicamentos?

(Foto: E. P.)

Recoge toda la información necesaria para su correcta administración y conservación por parte del paciente.

El prospecto es un documento que acompaña a cada medicamento, autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Recoge toda la información necesaria para su correcta administración y conservación por parte del paciente.

 

Así, según argumenta Tamara Dorado Romero, farmacéutica de la Dirección de Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, en una entrevista, son varias las razones que hacen necesario realizar una lectura del prospecto antes de comenzar con el tratamiento.

 

En primer lugar dice que es imprescindible leer este 'manual' para saber cómo se debe tomar esa medicación, ya que la posología puede variar según las características interindividuales como el peso, la edad o las enfermedades. "Además, en algunos casos, la administración puede verse afectada por las comidas", advierte la farmacéutica.

 

En el caso de las embarazadas o durante la lactancia, cada prospecto indicará unas recomendaciones aptas para este tipo de pacientes, sostiene la experta, al tiempo que recalca que también es importante conocer los posibles efectos secundarios que pueden aparecer, así como las posibles interacciones con otros medicamentos y/o complementos nutricionales que el paciente esté tomando. "No obstante, siempre debe consultarse con un profesional sanitario y seguir sus recomendaciones", mantiene Dorado Romero.

 

Eso sí, la especialista lamenta que hoy en día un porcentaje muy elevado de pacientes reconocen no leer nunca los prospectos de los medicamentos: "En muchos casos lo consideran innecesario debido a que dicen conocer toda la información que incluye, otros no comprenden todo el contenido y preeren preguntar a algún profesional sanitario".

 

Con ello, insiste en que siempre es necesario conocer toda la información que aporta el prospecto antes de comenzar el tratamiento, especialmente teniendo en cuenta que existen ciertas situaciones en las que se debe tener más cuidado porque el uso de dicho medicamento puede desentrañar un posible riesgo. "Este es el caso de pacientes embarazadas, en período de lactancia, en ancianos y en niños", añade.

 

Subraya igualmente que debe extremarse la precaución en aquellos pacientes polimedicados o que se encuentren en tratamiento con otro fármaco, ya que podría tener lugar una interacción farmacológica.

 

LA ESTRUCTURA DE LOS PROSPECTOS

En este punto, la farmacéutica de la Dirección de Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos recuerda que todos los prospectos están estructurados de la misma forma, lo que facilita la búsqueda de información en los mismos por parte del paciente y concreta que su estructura se divide en 6 apartados:

 

1. Qué es el medicamento y para qué se utiliza: incluye tanto las sustancias con actividad terapéutica (principios activos) como sus excipientes, entre los que se encuentran aquellos de declaración obligatoria.

 

2. Antes de tomar el medicamento: aquí se indican una serie de situaciones en las que el medicamento está contraindicado y en las que debe utilizarse con precaución; incluye información sobre el uso con otros medicamentos, alimentos y bebidas y, en situaciones de embarazo, lactancia y conducción o uso de máquinas.

 

3. Cómo tomar el medicamento. Siempre debe utilizarse la dosis ecaz más baja durante el menor tiempo necesario. Este apartado se encuentra estructurado especicando la posología recomendada en adultos, ancianos, niños, y pacientes con alguna enfermedad especíca. Explica también qué hacer en caso de que se nos olvide tomar una dosis.

 

4.Posibles efectos adversos.

 

5.Conservación del medicamento. Es muy importante conservar los medicamentos tal y como indica su prospecto, para garantizar su seguridad y ecacia.

 

6.Información adicional.

 

La farmacéutica Tamara Dorado Romero subraya a su vez que siempre que se nalice el tratamiento prescrito de un medicamento, éste debe depositarse junto con su envase y su prospecto original en el punto SIGRE (Servicio Integral de Gestión y Reciclaje de Envases), que se encuentra en las farmacias, desde donde se facilita el reciclado de sus materiales.

 

"Es importante conservar el prospecto de los medicamentos para poder acudir a él siempre que sea necesario. Ante cualquier duda, consulta a tu farmacéutico más cercano. Citar también la existencia de una aplicación para dispositivos móviles", sentencia la miembro del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos.