"Es algo cobarde, me avergüenzo, pero es la puta realidad", así cuenta Rocío Carrasco como fue su intento de suicidio
Cyl dots mini

"Es algo cobarde, me avergüenzo, pero es la puta realidad", así cuenta Rocío Carrasco como fue su intento de suicidio

Rocío Carrasco reaparece mediáticamente con una serie documental que promete dar mucho que hablar

Rocío Carrasco se intentó suicidar el día que se enteró de que su hija, Rocío Flores, iba a ser la defensora de su padre y expareja de Carrasco, Antonio David Flores en 'Gran Hermano VIP'.

Reconoce que no lo habría contado de no tener la certeza de que hay medios que tenían conocimiento de ello. "Es un suceso en mi vida que yo no hubiese verbalizado jamás si no hubiese sido porque sé que se ha puesto en conocimientos de medios de comunicación, lo que pasa que esos medios no lo han hecho público. Sé que tarde o temprano si no lo cuento yo habrá otra persona que lo cuente y creo que me pertenece a mí y solo a mí contarlo".

 

Antes de aquel 5 de agosto "ponen en mi conocimiento que mi hija va a ir a defender a su padre al plató de 'GH VIP' porque él entra en el programa. En ese momento no estoy bien emocionalmente, por todo lo que llevo pasado. Nadie lo sabe, pero llevo en tratamiento psiquiátrico y psicológico desde 2011", explicó Carrasco, tras lo cual matizó que era "un tratamiento fuerte y con un diagnóstico bastante fuerte: síndrome ansioso-depresivo moderado y grave, cronificado en el tiempo", algo que "dicen varios profesionales, entre ellos, el gabinete adscrito al juzgado de violencia contra la mujer".

 

Y siguió su relato."Y entonces por mi cabeza empiezan a pasar los 20 años anteriores y todo lo que se me venía encima otra vez, pero ya con un elemento mayor, que era mi hija en un plató, defendiendo a su padre", añadió la protagonista. "No quería ver lo que venía, volver a sentir miedo, vergüenza, sintiéndome cuestionada por todo el mundo... no quería seguir viviendo en esas circunstancias", explicó Carrasco, razón por la cual "ese día, 5 de agosto, decidí que no quería seguir viviendo, que no quiero volver, que yo ya había hecho todo lo posible porque eso cesara y lo había puesto en conocimiento en manos de alguien que yo creía que tenía que saberlo, la justicia".

 

"Me tomé varias pastillas diferentes y me quedé dormida. Me salvó Fidel que fue el que entró en la habitación porque yo no me levantaba. En el hospital llegué prácticamente dormida, no recuerdo nada. En urgencias me preguntan yo digo que yo no quiero seguir así, en un primer momento digo que me da igual no haberlo conseguido en ese momento porque lo iba a conseguir y que siempre me quedaba el puente de Segovia para poder tirarme y de ahí me ingresan en otro hospital", contó

 

Tras ese ingreso "lo único en lo que piensas es en que no quieres volver a pasar por lo mismo, que no quieres volver a ver el odio en tu hija, que no quieres volver a sentirte mala madre, que has perdido a las cosas más importantes de tu vida, que no quieres volver a verlo reflejado en los medios", contó Rocío, para después señalar que "es una acción cobarde, egoísta, de la que me avergüenzo, pero es la puta realidad". 

 

No llega a recibir el alta porque la prensa acude al hospital y ella decide recuperarse en casa: "Posteriormente me fui del hospital porque me avisaron que había alguien de prensa por el parking, tuve una entrevista con el médico y le dije que me quería ir a mi casa porque era el único sitio donde me sentía segura, no me esperé a que me dieran el alta, me fui".

 

Asegura que el informe de tu alta "llega a manos de la otra parte. Cuando eso ocurre, esta persona ya está dentro de la casa de 'GH VIP'. Coincide cuando mi hija entra en la casa y le dice: 'no te preocupes, está todo mejor que lo dejaste'", recordó la protagonista, para después apuntar a que "para alguien que no sepa la historia, puede ser normal, para mí, no".

 

"Sé que con posterioridad, a ese programa, por parte del padre, se ofrece ese informe mío a dos revistas de este país, con un mensaje de 'mira lo que se ha inventado ahora'", desveló Carrasco, quien reconoció que tras "este episodio vergonzoso para mí, porque no estoy orgullosa, empecé a madurar la idea de que ya había tocado fondo y que nada ni nadie se merecía darle el gusto de quitarme del medio". 

 

Comentarios

Sin nombre 22/03/2021 21:23 #4
Siempre,hay que escuchar a las dos partes.Esta,lleva 25 años,sin decir nada.
hola 22/03/2021 17:05 #3
Verguenza de mujer
Datos 22/03/2021 13:01 #2
De las 135.540 denuncias interpuestas (por violencia de género) en el año 2009, las supuestas denuncias falsas son 13, lo que supone el 0,0096% del total de las denuncias presentadas. En 2010, se interpusieron 134.105 denuncias. De ellas, solo se ha registrado 1 sentencia condenatoria por denuncia falsa, lo cual representa un 0,00075 por ciento del total de las denuncias presentadas... y así sucesivamente en años posteriores. Y lo peor de las denuncias presentadas en las que la justicia decididió 'mal' hay un porcentaje notable que acabó mal
kkj 22/03/2021 12:29 #1
Esta Sra, por decir algo, y muchas otras semejantes, no todas, están haciendo mucho daño a las mujeres y a los hombres. De acuerdo en que los hombres y las mujeres sean iguales en todos los derechos. De acuerdo que hay que acabar con las muertes, endureciendo las penas para ellos y ellas. Se ha creado una industria desde las izquierdas, que da votos , poder y dinero en subvenciones, que criminaliza al hombre por ser hombre y éstos van a terminar aborreciendo a las mujeres y teniéndolas pánico, no miedo. Cualquier mujer, tal y como está la Ley LGTB, puede hundir a un hombre en la miseria con cuatro embustes o menos. Se da un golpe en la cara un arañazo en cualquier sitio y ya está perdido el hombre. Otra manera de hundir al hombre es el sexo consentido en un principio pero con cambio de idea al final, está perdido y se puede ir a la cárcel por violación, sin más y si le toca una fiscal o juez de esa corriente tan de moda ahora como es el feminismo radical no sale del "hotel" en su vida. También está el maltrato psicológico que suelen hacer algunas mujeres, auténticas maestras del tema, que hace mucho daño y no interesa que se sepa. Por qué no se habla desde las izquierdas y las derechas de los suicidios de los hombres a causa del maltrato que les hacen alguna mujeres, no todas por suerte, pero este asunto no interesa, no da votos, ni dinero a los chiringuitos de la izquierda. Todo esto es la punta del iceberg de lo que hay en realidad.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: